El restaurante de un hotel en Nigeria fue cerrado por cocinar y servir platillos hechos con carne humana. La policía, alertada de esta situación por varios vecinos, registró la cocina, donde encontró cabezas humanas envueltas en bolsas de plástico de las que escurría sangre, informó "The Daily Mail".

Un sacerdote local que acudió un día al restaurante, ubicado en la provincia de Anambra, en el sureste de Nigeria, se alarmó por los altos precios de la carne, que se vendía a 700 nairas por pieza (unos 3.50 dólares), cuatro veces mayor al salario diario de un trabajador nigeriano.

Al preguntar por el elevado costo, el mesero le respondió que se debía a la pieza de carne que le habían servido.

"No sabía que me habían dado carne humana y que eso era tan caro", dijo el sacerdote.

Durante la operación policíaca, fueron detenidas 10 personas relacionadas con el crimen. Las autoridades también encontraron un enorme arsenal de armas, incluyendo granadas, un rifle AK-47, un pistola calibre 40, y diversas municiones.

"No estoy sorprendido ante esta impactante revelación... cada vez que iba al mercado, veía que pasaban cosas muy raras en el hotel", declaró al diario inglés un habitante del lugar. "Gente que siempre se veía sucia y un tanto extraña entraba y salía del hotel, haciéndome sospechar mucho de sus actividades", señaló.