Habitantes del barrio El Limonal, ubicado en la periferia del departamento de Chinandega, se mostraron contentos con la reparación de calles que por años presentaron afectaciones en el sector y las cuales hoy reflejan mejores condiciones para la circulación peatonal y vehicular.

En total, son 85 familias las que gozan la restitución de este derecho, que forma parte de la segunda etapa del proyecto emblemático impulsado por el gobierno del Comandante Daniel Ortega, en donde casi 5 millones de córdobas son ejecutados.

De acuerdo a la alcaldesa Auralila Padilla, son aproximadamente 500 habitantes del barrio El Limonal los que están viendo restituidos sus derechos con la ejecución de este proyecto de mejoramiento vial.

“Una obra más de nuestro Gobierno, en el barrio modelo, estamos haciendo realidad un sueño de las familias marginadas completamente, quienes vivían en un ambiente inseguro y ahora pueden gozar de un mejor desarrollo en su comunidad”, expuso la edil.

Ahora las familias de estos barrios viven en mejores condiciones y los niños disfrutan de esta restitución de derechos, al jugar en sus calles adoquinadas, las que que no sólo dan una mejor apariencia, sino que contribuyen a la seguridad de los habitantes, al mismo tiempo que reduce las enfermedades por generar menos polvazales.

“Se mira bonito, un nuevo rostro, ahora podemos caminar con más seguridad, los niños pueden salir a jugar sin ensuciarse, porque todo antes era de tierra y en invierno se hacia un lodazal”, destacó Ana Patricia Martínez, habitante del sector.

“Calles nuevas es sinónimo de progreso y bienestar para muchas familias, esperamos que el proyecto culmine saludando este 19/36 de la Revolución Popular Sandinista“, concluyó Judith Silva, ministra del INVUR.