Román “Chocolatito” González ganó este sábado en el segundo round al mexicano Edgard Sosa, en un combate efectuado en el Forum de Los Angeles.

El “Chocolatito” González ganó tras mandar tres veces a la lona a su rival en el segundo asalto.

“Me he estado entrenando muy bien para darle una excelente pelea a este público”, dijo el campeón invicto al terminar su pelea.”He cumplido, he entregado todo en el gimnasio y esta pelea se la dedico a Dios y a toda mi familia y a todo el público nicaragüense y a todo este público tan bello”.

“Gracias al tricampeón que me enseñó cómo se debe entrenar en un gimnasio… soy un legado de él y un hijo de él”, agregó.

El nicaragüense, quien llegó con la bandera de Nicaragua y la del Frente Sandinista, así como con una camiseta alusiva al Gobierno Sandinista que siempre lo ha apoyado, dio una demostración de poder y de precisión, no tiró golpes al por mayor, lanzó los necesarios para demoler a su rival y colocarse como uno de los mejores libra por libra del momento.

González midió los primeros segundos a Sosa, cuando se animó a ofender, sus cañones perforaron la defensa de su enemigo, la izquierda le abrió el camino al triunfo.

Sosa salió valiente para la segunda vuelta, pero se topó con el arsenal del ‘Chocolatito’, quien con un demoledor derechazo lo envió al suelo, el mexicano estuvo ocho segundos con las rodillas en la lona, se puso de pie, intentó continuar, pero otra vez el poder del nica lo tumbó, el excampeón sonrió, amenazó con escupir el protector bucal, de nuevo puso los dos pies sobre el tapiz, se batió en retirada, la lluvia de golpes hizo que el réferi detuviera la desigual contienda.

González se hincó junto a Sosa, le dio un abrazo y un beso, agradeció el inútil esfuerzo del retador. El ‘Chocolatito’ conectó 106 golpes de los 130 que lanzó en round y medio.

Román quedó con balance de 43 victorias, 37 por la vía rápida, 0 derrotas, o empates.