Las fuerzas especiales de EE.UU. han matado a un importante miembro del Estado Islámico durante una operación en Siria, ha declarado el Pentágono.

Abu Sayyaf, uno de los principales comandantes del Estado Islámico, ha muerto como resultado de una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en en Al Amr, en el este de Siria, informa AP citando al secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter. Sayyaf estaba a cargo de las operaciones de petróleo y gas del grupo terrorista y participaba directamente en el mando y control del Estado Islámico.

La esposa del yihadista, Umm Sayyaf, de nacionalidad iraquí, ha sido capturada y llevada a Irak para ser interrogada. Ningún miembro del equipo especial de EE.UU. involucrado en la operación resultó herido, según Carter. Mientras tanto, una docena de combatientes del Estado Islámico murieron en el tiroteo.

La operación en Al Amr había sido autorizada por el presidente de EE.UU., Barack Obama, y fue materializada por las fuerzas desplegadas en Irak.