Productores de palma africana de nuestro país sostuvieron un encuentro con miembros del Gabinete de Producción, para dar a conocer los avances alcanzados en este rubro, tomando en cuenta que actualmente se produce un total de 30 mil toneladas de aceite, con el cual se logra abastecer el consumo nacional y garantiza la exportación.

Nicaragua cuenta con tres zonas en las que se produce la palma africana, contabilizando seis mil 900 hectáreas ubicadas en Rio San Juan, Laguna de Perlas y el Rama. Para este año, los productores esperan incrementar a 500 hectáreas más, en las que se preservarán los recursos naturales.

“Nicaragua necesita unas 20 mil hectáreas de palma para suplir en su totalidad el consumo de aceite y evitar la importación del mismo, por ello estamos trabajando junto al gobierno para aumentar la cadena de producción y solucionar algunos de los problemas que se nos presentan” manifestó Jorge Salazar, directivo de Palmares del Castillo (PALCASA).

“Nosotros consideramos que para aumentar nuestras hectáreas de producción no es necesario afectar el medio ambiente, Nicaragua cuenta con suficientes áreas para el cultivo de este rubro, sobre todo en aquellos espacios que han sido utilizados para el ganado y que cuentan con la presencia de la franja de lluvia, puesto que la palma requiere de abundante líquido”, añadió.

Por su parte, el compañero Miguel Obando, Sub Director del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), se refirió al acompañamiento brindado a los productores de palma y a la disposición del sector en cuanto a garantizar las condiciones laborales de sus trabajadores.

“La producción de palma no está industrializada en su totalidad, las plantaciones requieren de nuestra mano de obra, por ello las empresas han planteado aspectos relacionados a la atención de los trabajadores. Nosotros les hemos apoyado en cuanto a infraestructura vial y la facilitación de normas técnicas para el cultivo de la palma” concluyó.