La Dirección de Tránsito de la Policía Nacional continúa desplegada en diferentes sectores de Managua, desarrollando el Plan de Seguridad Vial, con el cual se espera incidir en la disminución de los accidentes de tránsito.

Uno de los puntos donde este viernes estuvieron desplegados los agentes, fue en los semáforos de La Robelo, donde los efectivos exhortaron a los conductores a portar sus documentos en regla, respetar la Ley de Tránsito y conducir con responsabilidad.

El Comisionado Edgard Sánchez, Jefe de Prevención y Seguridad Vial, expresó que anualmente hay un 7% de incremento en el número de conductores, mientras que el crecimiento de la accidentalidad representa entre un 3 y un 4%.

El jefe policial destacó que hasta la fecha, los accidentes de tránsito han provocado 23 muertos más que en el mismo período del año pasado, lo cual es una cifra relativamente baja si se toma en cuenta el número de nuevos conductores y el crecimiento del parque vehicular.

No obstante, Sánchez aseguró que lo primordial de los esfuerzos de la Policía es concientizar a la población de que si todos asumen su responsabilidad en las carreteras el índice de accidentalidad será cada vez menor.

Los ciudadanos consultados se mostraron conformes con el trabajo de la Policía, y aseguraron que en cada conductor está la clave de hacer de las carreteras nicaragüenses espacios más seguros.

“Hay muchos que andamos conduciendo temerariamente, haciendo invasiones de carril, pero otros andamos bien”, indicó Ronald Machado.

Señalaron que algunos conductores pecan sobre advertidos y no asumen sus obligaciones con la Ley de Tránsito.

“Sabemos que tenemos que tener todos nuestros papeles para poder circular. Si uno tiene sus documentos no tiene porqué correrse de las autoridades”, manifestó el joven Moisés Rocha.

De acuerdo a la Policía, las principales causas de accidente son no mantener la distancia, la invasión de carril, los giros indebidos, desatender las señales de tránsito, el estado de ebriedad y el exceso de la velocidad.