La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) afirmó hoy que la decisión del Vaticano de firmar su primer acuerdo con el Estado de Palestina trasciende los ámbitos moral y simbólico.

El significado de esta decisión "es una contribución genuina a la paz y la justicia (...) y envía un mensaje a todas las personas de que el pueblo palestino merece el derecho a la autodeterminación y la estatidad", añade la OLP en un comunicado.

La comunicación subraya que el paso dado por el Vaticano "es una afirmación de la identidad, la cultura y la narrativa de Palestina como Tierra Santa".

Para este sábado está programada la canonización de dos monjas nacidas en Palestina en el siglo XIX, Marie Alphonsine Danil Gatthas, de Jerusalén, y Mariam Bauardi, de Galilea en una ceremonia a la que asistirá el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

En lo sucesivo el Estado Vaticano incluirá en sus documentos oficiales la denominación Estado Palestino, acorde con el anunció del miércoles pasado, que provocó una amenazadora reacción del Gobierno israelí.

Israel ha conocido con decepción la decisión de la Santa Sede de acordar la formulación (...) de un acuerdo con los palestinos incluido el uso del término Estado Palestino (...), subrayó un comunicado de la cancillería de Tel Aviv.

Asimismo califica el anuncio del Vaticano como "un acontecimiento que no adelanta el proceso de paz (y) distancia a la dirigencia palestina del retorno a las negociaciones", al tiempo que advierte que "Israel considerará su próximo paso".

Aunque la Santa Sede reconoció al Estado palestino a principios de 2013 hasta el momento se había abstenido de adoptar decisiones prácticas.

En noviembre de 2012, y a pesar de la férrea oposición y las presiones de Estados Unidos e Israel, la Asamblea General de la ONU, otorgó a Palestina el estatuto de Estado observador no miembro, el mismo que posee el Vaticano en la entidad mundial.