Blizarrd realizó de forma sorpresiva un baneo masivo de usuarios de su juego en línea World of Warcraft, esto para luchar contra jugadores que utilizan aplicaciones para desarrollar a sus personajes.

"Seguimos comprometidos por apostar por el juego limpio en la comunidad de World of Warcraft, por lo que continuaremos emprendiendo acciones contra todos aquellos que violen nuestras normas de uso", explican desde Blizzard.

La compañía californiana insiste: "No toleraremos ninguna trampa". Oficialmente, no se conoce el número de usuarios expulsados del MMO, pero las cifras que se comentan en la red hablan de más de 200,000 afectados.

Uno de los principales motivos de expulsión es el uso de la aplicación Honor Budy que permite conseguir honor en el PVP del MMO sin pelearse con nadie. Se trata de un bot al uso que cuenta con miles de suscriptores.

Las expulsiones realizadas se extienen hasta en seis meses, según el aviso que están recibiendo los jugadores castigados en su correo electrónico. No se trata de un castigo eterno, pero sí de una reprimenda bastante consistente.

World of Warcraft no pasa actualmente por su mejor momento en cuanto a número de jugadores suscritos (ya tiene menos de siete millones), pero no por ello Blizzard tiene menos mano dura contra quienes incumplen las normas.