Centenares de fieles católicos asistieron este miércoles a la misa realizada en la Catedral de Managua, para celebrar la aparición de Nuestra Señora de Fátima, un 13 de mayo de 1917.

Javier Pérez, custodio de la imagen de la virgen de Fátima, durante la homilía, manifestó que la aparición a Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto, es para que el mundo luche por la paz, la confianza y luche contra el pecado en el mundo.

“Recordamos el 98 aniversario de la primera aparición de Fátima a tres niños pastores en Portugal. Cuando menos lo esperaban se encontraron con la Santísima Virgen, la virgen María”.

“Nuestra señora tenía los ojos puestos en estos niños para hacerles un pedido. Ella viene a buscar a estos niños para que a través de ellos hablar a toda la humanidad, y pedirle que hicieran sacrificios por la conversión de los pecadores”, externó Pérez.

Pidió a los católicos que ayuden a sus hermanos para que encuentren el camino del Señor.

“Hagan oración, hagan penitencia por la conversión de los pecadores para que aquellos personas se alejen del mal y vuelvan con Jesús”.

“Justamente Nuestra Señora quiere que todos nos mantengamos unidos a Jesús y así podamos decir que somos hijos y hermanos de Jesús”, resaltó.
“Fátima pide el sacrificio de los nicaragüenses para obtener la conversión de tantas personas que se alejan de la virtud y para las personas que ofenden”.

Tras la homilía, el feligrés Bismark Navarrete, dijo sentirse contento al poder celebrar la aparición de la Virgen.

“Me siento muy contento y dichoso porque el señor me ha dado la oportunidad de asistir celebrando los 98 años de nuestra virgencita María de Fátima”.

Juan Manzano, manifestó que los cristianos deben escuchar y poner en práctica el mensaje de Nuestra Señora de Fátima cada día en sus vidas.

“La Virgen siempre nos ha llamado a que nos convirtamos y arrepintamos, que hagamos penitencia principalmente en esta situación que vive el mundo y es importante tomar el mensaje de corazón y no solo de palabra”, afirmó.