El Gobierno Sandinista avanza a grandes pasos en la construcción de 260 viviendas para familias de Altagracia y Moyogalpa, mismas que fueron afectadas el pasado 9 de octubre producto de un deslave del Volcán Concepción, en la Isla de Ometepe.

El Alcalde de Altagracia, compañero Orlando Meza, expresó que las familias, actualmente ubicadas en los albergues, están muy asombradas de la rápida respuesta que ha dado el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, tras aquella tragedia que dejó a miles de personas a la intemperie.

Recordó que aquel 9 de octubre (2015), producto de las intensas lluvias, se produjo un alud que arrastró lodo, piedras y hasta árboles a su paso, dejando soterradas a gran parte de las viviendas de las comunidades que estaban establecidas en las faldas del Volcán Concepción.

Alud dejó a familias a la intemperie

Ante esa situación, el Gobierno Sandinista dio una respuesta inmediata, y el Presidente Daniel Ortega orientó la construcción de viviendas para las familias que habían quedado prácticamente en la calle, ya que el deslave enterró todo, y dejó en estado social crítico a centenares de pobladores.

"Todo marcha bien. Ahorita se están haciendo todas las coordinaciones interinstitucional, a través de esa alianza entre el Gobierno Central y Gobierno Local, para hacer una planificación, porque recordemos que todos los materiales serán trasladados desde Managua hasta acá", refirió.

Indicó que las familias están con mucho ánimo y esperanza, tomando en cuenta que se trata de una gran obra que efectivamente restituye sus derechos, porque ahora ya no vivirán en zozobra y bajo ese nivel de riesgos.

Nuevas viviendas y más esperanza

La pobladora de Moyogalpa, Alejandra Urbina, de 67 años, quedó aquel trágico octubre no enterrada por el alud, sino porque la lluvia y los fuertes vientos, derribaron un gigante árbol de malinche que cayó sobre su humilde vivienda de viejos retablos y tejado.

"Cuando cayó el árbol de malinche, por nada y morimos dentro de la casa, porque todo el tejado se vino abajo. Ahora que ya tengo mi casa, me siento bien. Hemos recobrado nuestra vida, nuestra normalidad, gracias al Presidente Daniel y Rosario", expresó.

De igual forma, Glenda Alemán, y sus pequeños hijos, fueron víctimas de las intensas lluvias. Su vivienda quedó bajo el espeso lodo, y aquel alud arrasó con las camas, ropa, comida, y algunos pocos electrodomésticos que guardaba en el inmueble.

"Lo que nos pasó a nosotros nunca lo esperamos. La verdad de las cosas, nos sentimos muy bien ahora. El Presidente (Daniel) nos mandó a construir estas casitas, para que nos sintiéramos tranquilos, nos sintiéramos bien. Gracias a Dios ahora vamos recuperando algunas cositas, pero fue difícil en aquel entonces", manifestó.

Familias en condiciones más dignas

La Responsable de Gestión de Riesgo de la Alcaldía de Moyogalpa, compañera Tania Vargas, detalló que el deslave, en este municipio, afectó a comunidades como La Flor y La Concepción; y en Altagracia afectó Los Ramos, Santa Teresa, Urbaite y Sintiópe.

"A eso de las 5 de la tarde, el 8 de octubre, se presentaron fuertes lluvias, que dilataron más de 6 horas. Provocaron un lahar, y se vino abajo fuertes corrientes con lodo, piedras volcánicas y árboles. Provocó que las casas quedaran soterradas. Una niña ( de cinco años) murió en el municipio de Altagracia", recapituló.

Sostuvo que en ese momento de la tragedia, el Gobierno se abocó a apoyar a las familias afectadas, evacuándolas hacia los albergues, donde se les garantizó medicinas, frazadas, alimentación y protección. Hoy, expuso, "estas familias vuelven a ver la luz, con nuevas viviendas, con más esperanza y han recobrado su vida para seguir avanzando en condiciones realmente dignas".