Mantener desconectados todos aquellos aparatos eléctricos que no están en uso, utilizar conductores protoduros y dúplex de mayor calidad y resistencia, y tomar precauciones al momento de manipular equipos que produzcan fuego son algunas de las medidas sobre las cuales la Dirección General de Bomberos (DGB) hace hincapié de cara a prevenir incendios a lo interno de las viviendas, negocios y otros establecimientos que pongan en riesgo la vida de las personas.

El jefe de la DGB, Comandante Ramón Landero, informó este mediodía que la institución atendió el pasado martes tres incidentes registrados como incendio menor y dos conatos, mismos que podían haber evitado si desde cada uno de los hogares se toman las medidas pertinentes para prevenir los siniestros.

Landero destacó que en estos tres incidentes no se produjeron afectaciones humanas y que debido a la rápida respuesta de las brigadas apagafuegos fueron controlados a tiempo, impidiendo de esa manera que se convirtieran en un mayor desastre que cobrara la vida de alguna de las personas.

El servidor público insistió en la importancia de que las personas tomen conciencia sobre el mantenimiento que se les debe dar a los aparatos eléctricos a fin de evitar que estos ocasionen algún daño, así como la utilización de los elementos reglamentarios para las instalaciones eléctricas de nuestros hogares.

“Los aparatos eléctricos no son eternos, siempre hay que estar dando mantenimiento a los abanicos, hay que limpiarlos cada ocho días, máxime en el verano que hay mucho polvo y ellos se atascan de polvo lo que provoca que se esfuerce el motor y ello produce que se queme, debemos darle mantenimiento”, indicó el Comandante Landero.

“Nosotros recomendamos que para hacer la distribución eléctrica debe ser con conductores protoduros, si vamos a poner bajantes con conductores dúplex debe ser con conductores dúplex número 12, porque entre mayor es el número del conductor es más débil, y utilizar un protoduro número 10, un braker automático para que se dispare el circuito, deben tener polarizado con una varía de cobre enterrada en la tierra para que la energía caiga a tierra y debe estar permanentemente tocando los conductores para medir la sobrecarga”, explicó el jefe de bomberos.

Añadió que todo aparato eléctrico que no se vaya a seguir utilizando en nuestras casas debe ser desconectado, dado que el mismo continua consumiendo energía y ello podría ocasionar un recalentamiento que desencadene en un incendio.

“Seguimos insistiendo en la población que nuestro Gobierno lo que quiere es bajar el índice de incendios para no poner en riesgo la vida de los nicaragüenses, principalmente las personas más vulnerables, los niños y de la tercera edad y los que no se pueden mover por si solos. Nosotros seguimos en esta campaña e insistiéndole a población que se apropien de estas medidas de seguridad, las medidas de prevención, que todas estas medidas las asimilen, las practiquen, que eduquen a sus niños para que no se vean involucrados en hechos que lamentar”, puntualizó el Comandante Landero.