Según un boletín del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) de Guatemala emitido este miércoles, de los tres volcanes activos que hay en ese país, es el de Fuego el que más acciones presentó, aunque hasta este martes su actividad se encontraba en "parámetros normales".

Así, expulsa columnas de ceniza que se elevan a más de 4.600 metros sobre el nivel del mar.

El volcán de Fuego experimentó "pulsos incandescentes" a 150 metros sobre el cráter, y avalanchas débiles y moderadas que en el transcurso de la noche pudieron ser visibles.

Por su parte, el coloso Pacaya registró, en el transcurso de la mañana de ayer, una fumarola "débil" color blanco a una altura de 2.700 metros sobre el nivel del mar.

Ese mismo fenómeno se dio en el volcán de Santiaguito, aunque, en este caso, fue "permanente y moderada", con una altura promedio de 2.800 metros sobre el nivel del mar.

"Algunas pequeñas explosiones se han registrado en el coloso que generaron algunas avalanchas moderadas", sostiene el escrito.

Ante una actividad que las autoridades por el momento consideran normal, los expertos han decidido "mantener el monitoreo, ya que podrían tener cambios en sus fases", tal y como ha ocurrido recientemente.

Por ello, recomiendan a la población cercana a los tres volcanes estar atenta a los informes y reportar cualquier incidencia a los cuerpos de socorro o al número telefónico 1566, que está disponible las 24 horas del día.

El instituto aconsejó a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) tomar las precauciones que considere necesarias para la navegación aérea en sectores cercanos a los volcanes activos.