El Barcelona está en Berlín, Alemania. Los culés visaron su boleto a la gran final de la Champions League al eliminar al incómodo Bayern Múnich gracias a su tridente de lujo: Messi, Neymar y Suárez.

A pesar de que los alemanes triunfaron este martes 3-2 ante los españoles, el marcador global finalizó 5-3 a favor de los dirigidos por Luis Enrique.

El Múnich llegó con una desventaja de 3-0 del estadio Camp Nou la semana pasada, pero intentó revertir el marcador desde el primer minuto.

Los locales se fueron al ataque, quizá con más corazón que ideas y esa estrategia la pagaron cara, pues Neymar no perdonó.

El primero en marcar fue Benatia (7'). En ese momento la ilusión se hizo presente en los aficionados que llegaron al Allianz Arena a la espera de su remontada.

La motivación duró poco, pues ocho minutos después Neymar concretó un pase de Suárez para silenciar el estadio alemán.

Al 29' volvió a aparecer Neymar, también luego de un servicio de Suárez, para ponerle fin a la serie, pues ya el encuentro estaba más cuesta arriba para el Bayern, que al menos quería hacer respetar su casa.

Al 59' Lewandosky decretó de pierna derecha el 2-2 y Müller puso el 3-2 definitivo al 74' con un remate de pierna derecha desde fuera del área.

Para los minutos finales, el Múnich al menos salvó el honor del Allianz Arena, pero se quedó sin su boleto a una nueva final de la Champions, mientras el Barça ya sueña con La Orejona.