Las celebraciones del Día de la Victoria, que este año conmemoran el 70 aniversario del triunfo de las fuerzas soviéticas sobre la Alemania nazi, culminan como es tradicional con sendos espectáculos de fuegos artificiales en las principales ciudades de Rusia.

Desde Vladivostok hasta Kaliningrado, los cielos de toda Rusia se iluminan para cerrar con un espectacular broche de oro este memorable día.