El incendio que afectó dos viviendas este viernes a las 7 de la noche en la ciudad de Masaya se debió a una negligencia.

Las autoridades explicaron que la causa fue eléctrica, ya que en el área de caja de la casa de empeño INSTACASH se dejaron una computadora y un televisor plasma de 42 pulgadas conectados a una extensión de conductor Duple multifilar (que no es sólido) de bajo calibre.

La extensión sufrió recalentamiento por la sobrecarga, generando un corto circuito seguido de incendio. Al tomar fuego la papelería, este se propagó a los artefactos eléctricos que estaban en calidad de empeño.

De acuerdo a los especialistas, el incendio se pudo haberse evitado si la extensión hubiera sido de las industriales o de conductor de mayor calibre.

El incendio ocurrió en el barrio El Calvario, de Masaya, de la Delegación policial 1 C al Norte, 1 1/2 C al Este, y además de afectar este comercio afectó una vivienda residencial.

La casa donde funciona INSTACASH es propiedad del Sr. Raúl Salgado Santamaría, de 31 años. El área combustionada fue de 300 M2 (10X30 Mts); mientras que la otra vivienda es propiedad de la Sra. Fátima del Carmen Rodríguez (inválida), donde habitaban 2 niños y 4 adultos. Allí el área combustionada fue de 150 M2 (5X30). En ambos casos la combustión fue total.