Investigadores de Reino Unido han alcanzado transmitir información a una velocidad de 10Gbit/s vía Li-fi, un sistema de Internet inalámbrico que se sirve de la luz. En comparación, la velocidad de Internet promedio en el mundo que ofrece Wi-fi es de 1.7Mbps, de acuerdo con un estudio realizado por la firma Akami.

Mediante una técnica de modulación digital llamada OFDM (Orthogonal Frequency Divisional Multiplexing), los investigadores permitieron a las bombillas LED manejar millones de cambios en la intensidad de la luz por segundo, permitiendo transmitir enormes cantidades de información binaria, una serie de unos y ceros, a gran velocidad.

Li-fi promete ser más económico y eficiente que el actual sistema inalámbrico de ondas de radio, debido a que la infraestructura de la iluminación LED ya está instalada. La tecnología llamada Li-Fi consiste en una lámpara que puede ponerse en cualquier lugar y que es capaz de manejar hasta 10 veces más información que el wi-fi. A diferencia del Wi-fi tradicional, la señal por Li-fi no disminuirá conforme te alejas del router, y la inhabilidad de la luz de traspasar paredes volverá a la conexión más segura.