La secretaria de Justicia de Estados Unidos, Loretta Lynch, informó hoy que el Departamento de Justicia ha emprendido una investigación sobre la policía de Baltimore para determinar si sus elementos violaron derechos constitucionales y civiles en el caso de la muerte de un afroamericano.

"Las relaciones agrias entre la policía y las comunidades a las que sirven es uno de los asuntos más desafiantes de nuestro tiempo", afirmó Lynch en una conferencia de prensa. Además, se ha presentado "una grave erosión de la confianza pública", agregó.

Lynch, quien asumió el cargo la semana pasada, visitó Baltimore, donde se reunió con líderes de la ciudad y comunitarios tras los disturbios y agitación.