El presidente ruso, Vladimir Putin, denunció hoy que los intentos de crear un mundo unipolar y el pensamiento de fuerza de bloque minan la estabilidad mundial y reclamó un sistema de seguridad paritario para todos los Estados.

Al hablar como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en el preámbulo del desfile de la victoria en la plaza Roja, Putin consideró una tarea común el diseño de sistemas de seguridad iguales para todos los Estados.

"Sistemas adecuados a las amenazas actuales, construidos sobre bases nacional, regional y global", subrayó, al rechazar la tendencia hacia bloques militares y alianzas.

Al respecto dijo que en los últimos tiempos se ignoran los principios básicos de la cooperación internacional, logrados, remarcó, por el sufrimiento de la humanidad después de haber pasado las pruebas de dos guerras mundiales.

Por primera vez, Putin pidió un minuto de silencio por los caídos en la Gran Guerra Patria, librada por la Unión Soviética contra la Alemania nazi y el entonces Japón militarista.

Desde 1965, el rito del minuto de silencio era anunciado en esta fecha a las 19:00 hora local.

La principal parada militar comenzó en la plaza Roja a las 10:00 horas con desfiles militares de Rusia y los países vecinos de la Comunidad de Estados Independientes, más Estados extranjeros invitados como China, India y Serbia.

Tras el minuto de silenció concluyó la exhibición de la técnica militar y comenzó el vuelo de una flotilla de aviones y helicópteros sobre el cielo de Moscú.

Putin advierte sobre peligro del fascismo

Putin afirmó que la aventura guerrerista de Alemania nazi fue una lesión terrible para la humanidad y 70 años después la historia convoca al sentido común.

En un discurso en la Plaza Roja como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Rusia, Putin dijo que la Europa ilustrada de los años 30 del pasado siglo no supo percatarse del peligro mortal de la ideología del nazismo.

Durante el acto por el aniversario 70 de la victoria sobre el fascismo, Putin llamó a no olvidar que las ideas de superioridad y la pretendida exclusividad condujeron a la guerra más sangrienta de la historia hasta ahora.

Señaló el mandatario que la Segunda Guerra Mundial arrastró a casi el 80 por ciento de la población mundial, muchos de los Estados de Europa fueron invadidos y ocupados, mientras la Unión Soviética cargó con los golpes más duros del enemigo.

Hoy al celebrar esta fecha sagrada somos conscientes de la grandeza del triunfo sobre el fascismo, nos enorgullemos que nuestros padres y abuelos pudieron enfrentar y destruir esa fuerza oscura, resaltó el estadista ruso.

Asimismo reconoció el aporte de la coalición antihitleriana y antifascista de distintos países en la derrota final del fascismo.

Reiteró ante veteranos presentes en la tribuna en la Plaza Roja que Rusia honra altamente la firmeza y la valentia de todos los participantes en la Gran Guerra Patria y deben saberlo donde quiera que vivan.

Putin precisó que el pueblo multinacional(soviético) combatió por la libertad de su patria, llevando una terrible carga de la guerra y protagonizó la hazaña inmortal de salvar a la Patria, determinar el desenlace de la Segunda Guerra Mundial y la liberación de Europa de los nazis.

Para finalizar el presidente ruso convocó a un minuto de silencio en la plaza Roja en honor de los caídos en la Gran Guerra Patria.