El doctor Guillermo González, del SINAPRED, informó sobre la activación del volcán Telica, ubicado en el occidente de Nicaragua.

“Hasta las 11 de esta mañana se presentaron ocho explosiones que se han dado con periodicidad, cada una de ellas acompañadas de cenizas, las que se han dispersado por el viento con dirección noroccidental. Las mismas no han provocado afectaciones en las comunidades cercanas. Así mismo se reportan dos sismos, uno de magnitud 2.4 y otro de 2.2 en escala de Richter” señaló.

Durante la madrugada de hoy, se reportó un leve incremento en los indicadores de la presión del volcán, sin embargo, González señaló que la actividad del Telica está dentro de los rangos de lo normal, tomando en cuenta que muchas veces este tipo de comportamientos forma parte del proceso de liberación de energía.

“Hasta lo observado en este momento, no debe ser de gran preocupación, sin embargo no se descarta que en cualquier momento se presente una explosión de mayor magnitud. Frente a esta situación, ya hemos activado los comités departamentales de prevención, estamos atentos ante lo ocurrido e instamos a la población a mantener la calma y en alerta”, manifestó.

Cercano a las laderas del Volcán Telica, se ubican siete comunidades, en un radio de siete kilómetros, siendo las más cercanas El Boquerón, Cristo Rey y Los Ángeles. Sin embargo, las cenizas y gases no han llegado hasta estos sitios. No obstante, el doctor González brindó algunas recomendaciones, las que deben ser puestas en práctica por los lugareños.

“Tapar los recipientes que contienen agua y alimentos, mantenerse informados, cuidar del ganado y las aves de corral. Posiblemente, más tarde se presenten algunas lluvias, las que una vez mezcladas con las cenizas, esta se vuelve lluvia ácida, entonces los habitantes deben evitar el contacto con la misma para evitar enfermedades”, expresó.

Ante la situación, las autoridades del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED), el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) y otras instituciones involucradas, se encuentran en el sitio realizando constante monitoreo de la actividad volcánica.