El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien arribó la mañana de este viernes al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, conoció las experiencias ganaderas y las buenas prácticas productivas de Nicaragua.

Hernández, acompañado de representantes de organizaciones campesinas, de la federación de ganaderos de su país y técnicos de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de Honduras, visitó las haciendas El Escobillar y la Esperanza, ubicadas cerca de la reserva natural Península de Chiltepe.

En las haciendas, donde funciona el proyecto de producción ganadera de ALBANISA, se cría ganado de exportación a Venezuela, pero están orientadas principalmente a producir terneros puros para los productores nicaragüenses.

"Es importante también el intercambio de buenas prácticas (entre Honduras y Nicaragua). El centro que tienen aquí de genética es impresionante y eso también es un tema que para nosotros es fundamental", valoró el mandatario hondureño.

Modelo nicaragüense es exportable

Afirmó que gran parte de lo que pudieron observar esta mañana se puede poner en práctica en su país.

En ese sentido, refirió que en Honduras se busca implementar una alianza público-privada que permita conducir una política destinada a sostenerse a largo plazo.

"Combinado con otras experiencias, como la panameña, la potencialidad que Honduras todavía conserva, pero no vamos a desconocer que Nicaragua en la región en ese rubro ha avanzada de manera importante", sostuvo.

Según Hernández, el hato ganadero de Nicaragua es muy robusto en temas como la especialización en producción lechera, que permite soportar el verano de la región, la calidad de carne y el modelo de inseminación artificial que llega a los más humildes.

Visitará Hospital Militar

Hernández dio conocer durante el recorrido que también visitará el Hospital Militar "Alejandro Dávila Bolaños", para conocer también la experiencia y adaptarla en Honduras.

Según Hernández, en el Hospital Militar de Honduras -- que busca como expandirse a más sectores sociales -- aumenta cada vez más la demanda para los beneficiarios.

"El hospital militar puede a convertirse en algo similar a lo que ocurre aquí en Nicaragua. Es muy robusto, pero también atiende a otros sectores de la sociedad", dijo.