La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL), abasteció esta semana con agua potable transportada en pipas, a varias comunidades de los municipios de Catarina, Niquinohomo y San Juan de Oriente, en Masaya, que año con año sufren el desabastecimiento del vital líquido por la red de distribución, a causa de fallas en la energía eléctrica y por el invierno pronunciado.

Xiomara Potosme, delegada departamental de ENACAL en Masaya, dijo que ya se ha establecido una programación de distribución del líquido en pipas, los días miércoles, a las comarcas que padecen la falta de agua potable.

Añadió que estos tres municipios y sus comunidades son abastecidos con pipas, desde una filial y desde dos pozos ubicados en Niquinohomo.

Falta de energía afecta suministro

“Las afectaciones energéticas que se han estado registrando afectan el abastecimiento vía red, principalmente a las partes más distantes como son las comarcas Los Cocos y Campos Alegres”, resaltó la delegada departamental.

Para paliar esta situación se han realizado coordinaciones con el Gobierno Local y con las Alcaldías y ENACAL ha garantizado una cisterna para distribuir el líquido.

Comunidad ha sido informada de esfuerzos

La delegada de ENACAL indicó que también han establecido contacto con la directiva que representa a la comunidad para informarles de las medidas adoptadas y para garantizar el abastecimiento.

Potosme resaltó que esa institución tiene por objetivo final, siempre que haya energía, asegurar que el agua llegue a las comunidades por la red de distribución.

Reseñó que hay otros dos sectores con problemas de falta de agua, como El Guapinol y El Beneficio El Carmen, a los cuales se les está garantizando vía cisterna el agua potable.

Hay otro pozo perforado

Potosme dijo que ya hay un pozo perforado que permitirá mejorar las deficiencias que actualmente existen en algunos proyectos de ENACAL.

“Nuestro Gobierno también está preocupado por la situación, como mencionaban algunos pobladores, esto no es de ahorita, esto es de siempre, en la época de verano y las afectaciones energéticas inciden en el abastecimiento en esta zona”.

Pobladores contentos, agradecen al Gobierno

La pobladora Juana Julia Hernández, refirió que antes que llegaran las pipas, tenían que buscar el agua en cualquier lugar aunque fueran sitios distantes.

“¡Ahora sí estamos alegres porque no nos vamos a morir de sed! Vamos a lavar la ropa, los niños se bañarán bien”.

Por su parte, Verónica del Socorro Ruiz Sánchez elogió lo que se está haciendo “porque teníamos más de un mes de estar sin agua, los niños van a la escuela y se necesita agua para hacerles sus alimentos, lavar bien sus uniformes; ahora que no teníamos agua, teníamos que ir a buscar el agua más largo”.

Mientras tanto, José Anastasio García, recordó que siempre tienen ese problema de la falta de agua en el verano y se quejó que las pipas solo llegaron tres veces antes de que ENACAL estableciera una programación fija, para distribuir agua todos miércoles con pipas.