Chad y Joey Mudd fueron detenidos el lunes por autoridades norteamericanas en Florida, debido a que daban a sus hijas cocaína y marihuana a cambio de que las adolescentes cumplieran con sus labores.

Las menores de 13 y 14 años eran condicionadas por sus padres para asistir a la escuela y realizar trabajos domésticos, incluso la madre reconoció fumar marihuana cinco veces por semana y el padre aspiró cocaína con ellas incluyendo a uno de los novios de sus hijas.

Chad Mudd está acusado de seis cargos de abuso a menores y uno por posesión de cocaína, mientras que la madre enfrenta cargos por abuso infantil.

Los acusados fueron puestos en libertad bajo fianza y ninguno ha ofrecido declaraciones.