En la misiva, los parlamentarios exhortan a los gobiernos europeos "que se han negado a condenar este Golpe de Estado, a reconsiderar su posición inaceptable para la democracia", además que llaman a la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton, a "que condene fuertemente este ataque a la democracia, y que envíe una misión internacional para clarificar las responsabilidades en la masacre de Curuguaty".

"Esperamos que la Unión Europea tome todas las medidas necesarias para garantizar el restablecimiento del orden constitucional y la Soberanía Popular, y apoye las organizaciones regionales que rechazan el gobierno de facto y buscan una solución pacífica a esta crisis", indican los eurodiputados.

A continuación, la misiva íntegra de los parlamentarios europeos: