Autoridades de la Policía Nacional y el Instituto de Medicina Legal, aclararon la tarde de este miércoles las circunstancias en que perdió la vida en el interior de una celda de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), Francisco Ponce Sanarrusia.

Durante una conferencia de prensa en Managua, el Comisionado General Pablo Emilio Álvarez, Inspector General de la Policía Nacional, en base a las pruebas forenses, concluyó que Francisco Ponce, de 35 años, se suicidó en la celda 23 de la Dirección de Auxilio Judicial, el pasado domingo 3 de mayo.

“Encontramos a este ciudadano colgado de una de las rejillas que son para ventilación en las celdas”, explicó el Comisionado General, al mismo tiempo que indicó que una Comisión de Investigación conformada por Asuntos Internos, Instituto de Medicina Legal y el Área Investigativa, estudió el caso.

El Subdirector General del Instituto de Medicina Legal, doctor Julio Espinoza, informó que inmediatamente al hecho, un equipo técnico de esta institución se presentó a las instalaciones de la DAJ, a eso de las 8:31 de la mañana del domingo.

“Se hicieron todas las diligencias, procedimientos médico legales necesarios, en la escena de la muerte de este ciudadano. Se explica en todo un procedimiento de investigación forense, y se trasladó el cadáver al Instituto de Medicina Legal para realizarle una autopsia”, valoró.

Autopsia determina que se ahorcó

Por su parte, el doctor Juan Carlos Medina, Médico Forense del Instituto de Medicina Legal, quien realizó la autopsia, explicó en detalle la causa de muerte del investigado Francisco Ponce.

“Para consumar el hecho, utilizó su camisa a cuadro, manga larga, y enrolló la camisa; hizo un nudo simple, se lo pasó por el cuello; ató la manga izquierda a la rejilla y la manga derecha se la colocó entre los dientes, para evitar que ese nudo simple se soltara”, precisó.

Explicó que al fallecido, al momento de realizársele la autopsia médico-legal, se le encontraron tres excoriaciones, producto de la fricción que generaron las esposas, durante su traslado a las celdas de Auxilio Judicial.

“Encontramos tres excoriaciones: en la parte anterior del brazo derecho, en la parte delantera del codo derecho y en la muñeca. En la investigación, lo correlacionamos que esto le ocurrió en su traslado, ya que al venir colgado de las esposas, se generó una fricción causándole estos chimones”, determinó.

Aseguró que en la boca del fallecido no se encontró ninguna lesión. “No presentaba lesión en sus labios. No presentaba mordeduras en su lengua, y sus dientes están íntegros”, sostuvo.

No hay lesiones por lucha o defensa

El doctor Medina, planteó que, al realizar esta autopsia, “no encontró ninguna lesión que le orientara que hubo lucha o defensa de parte del occiso”.

“Concluimos que tuvo una muerte suicida. Las causas de la muerte es un ahorcamiento, o asfixia mecánica, que conllevó a una privación de oxígeno, principalmente al cerebro)”, explicó.

El Comisionado General Pablo Emilio Álvarez, indicó que, según las normas internas de la Dirección de Auxilio Judicial, el investigado Francisco Ponce no debió haber ingresado a la celda con camisa manga larga.

“Por esta razón se ha determinado responsabilidad individual dentro del equipo de custodia, y se aplicarán las sanciones conforme al reglamento disciplinario que establece la Ley 872 de la Policía Nacional”, determinó.

Autoridades policiales, informaron a través de los medios de comunicación que Francisco Ponce se encontraba detenido en las celdas de Auxilio Judicial, ya que este estaba relacionado a un proceso de investigación.