En el primer trimestre del año, el número de incendios aumentó considerablemente, respecto al mismo periodo del año 2014, informó el Viceministro del Ministerio de Gobernación, Carlos Najar.

Durante la reunión nacional de Alcaldes, Najar valoró que los incendios son un tema de seguridad ciudadana y humana, ya que afecta la tranquilidad de la comunidad, afecta la economía y a los vecinos.

En ese sentido, explicó Najar, el Comandante Daniel orientó establecer un plan de acciones para reducir la cantidad de incendios.

“Es preocupante observar la cantidad (de incendios) que había por día, pero además de eso lo que afectaba alrededor de la estabilidad, la tranquilidad, el sosiego, la seguridad ciudadana de nuestro pueblo”, indicó.

Manifestó que la Dirección General de Bomberos del Ministerio de Gobernación, desarrolla un plan que delinea 11 grandes acciones para prevenir, limitar y reducir el índice de incendios.

En ese marco, Najar indicó que la DGB semanalmente inspecciona 100 edificios estatales y privados, priorizando los centros de mayor concentración poblacional.

El Viceministro detalló que este año los incendios estructurales, que se dan en el casco urbano y tienen que ver con infraestructuras como viviendas, lugares de servicios, industrias y comercios, han aumentado.

“En los tres primeros meses se registraron 161 incendios estructurales y el año anterior esa cifra era bastante menor”, indicó.

También resaltó que entre el 19 y 23 de abril los mapas satelitales han mostrado un incremento desmesurado de los incendios que se dan en las zonas rurales de Nicaragua, principalmente en el Caribe Norte, zona Central y occidente.

En total, en los tres primeros meses del año se reportaron 669 fuegos de monte, 33 incendios forestales, 16 agropecuarios y 119 de basura.

“Si hiciéramos un cálculo con la cantidad de incendios de este año y solo nos referimos a los estructurales hubieran 2 incendios por día, pero cuando ya agregamos todos los incendios, hay un promedio de 8 fuegos por día, que es algo exagerado”, enfatizó Najar.