La huelga de mineros artesanales en la zona de Bonanza, dejó siete personas lesionadas, entre ellos agentes de la Policía Nacional, así como destrucción de una patrulla y otras pérdidas materiales.

Hasta el momento se conoce que autoridades de gobierno, mineros y la empresa Hemco, están buscando una salida dialogada a la situación.

Los mineros iniciaron esta huelga exigiendo el pago de las cargas de broza.

A continuación, comunicado de Hemco sobre la situación:

Hemco solicita retorno de estabilidad en Bonanza

Nota de Prensa Hemco

La empresa Hemco condena el actuar de las personas que la noche de ayer desataron el caos al ingresar por la fuerza a la empresa, poniendo en peligro la vida de colaboradores y vecinos, destruyendo parte de sus instalaciones, quemando un vehículo, y ocasionando robo y daño de bienes. Hasta este momento, el monto de las pérdidas no ha sido cuantificado pero sí supera varios miles de dólares.

Durante más de siete años se ha trabajado de la mano con representantes del gremio y autoridades donde el diálogo y la buena voluntad han sido la manera de solucionar las diferentes situaciones. Sin embargo, en esta ocasión, Hemco no ha recibido ninguna comunicación de la razón que ha ocasionado este conflicto, ni se han dado a conocer los líderes de esta protesta.

Hace dos semanas en una reunión con autoridades y representantes de este gremio –que no participan en estas protestas- se llegaron a una serie de acuerdos que Hemco ha cumplido, por lo que esta situación nos ha tomado por sorpresa.

A lo largo de los últimos siete años Hemco ha desarrollado el Modelo Bonanza para el desarrollo de la minería artesanal que establece una serie de políticas para el sector, entre ellas reubicación en zonas seguras, capacitaciones, proyectos de desarrollo social y creación de dos planteles que procesan la broza sin usar mercurio. Este modelo, foma parte del Plan de Ordenamiento de Desarrollo de la Minería Artesanal (Podma) impulsado por Hemco y que ha tenido una inversión superior a los 25 millones de dólares.

La inestabilidad que vive Bonanza afecta negativamente la economía local y provoca un efecto dominó al afectar de manera adversa el comercio, transporte terrestre y aéreo, entre otras áreas de este municipio cuya economía gira en torno a la minería.

De igual manera, por las características de nuestra operación, contamos con materiales e insumos que son almacenados bajo estrictos protocolos de seguridad, control y resguardo. En el eventual caso de un robo o vandalismo pueden causarse estragos en la salud de los pobladores y en el medio ambiente de la zona.

Hemco reafirma su compromiso con la seguridad de las personas y la comunidad, incluidos sus 1,300 colaboradores directos. Igualmente comunica que continúa la suspensión de las operaciones hasta que la situación se estabilice y se frene esta ola de violencia injustificada que puede afectar la economía del país.