El Ministerio de Salud (Minsa), ha intensificado su lucha antiepidémica, desarrollando tareas de abatización y fumigación en los distintos barrios del país, de cara al entrante periodo lluvioso.

En este sentido, brigadistas del Ministerio de Salud desarrollaron la mañana de este martes una intensa jornada de fumigación en el Barrio Los Ángeles, atendiendo un total de los 1 mil 524 viviendas, para evitar posibles criaderos de mosquitos.

La compañera Alejandra Zamora, Sub Directora del Centro de Salud Francisco Buitrago, expresó que las brigadas están abocadas a la prevención de las enfermedades en todo el país.

Indicó que esta jornada es para alertar a la población para hacer destrucción de criaderos, y que las mismas permitan el acceso de los brigadistas para la abatización y fumigación en sus domicilios.

“Estos vectores nos pueden producir dengue, chikungunya y otras enfermedades. Por eso estamos trabajando en una labor preventiva y de promoción de la salud”, manifestó.

Los pobladores del barrio Los Ángeles, destacaron la importancia de no bajar la guardia, y hacerle frente al mosquito sobre todo ante la entrada del periodo lluvioso.

“Con esta fumigación se erradican los zancudos para evitar cualquier enfermedad en la población. Estamos dispuestos a colaborar con el Minsa, y esa debe ser la disposición de todos, para estar más sanos”, dijo José Vallecillo.

“Sabiendo que los niños son los más vulnerables. Tenemos no solo que dejar entrar a los brigadistas a abatizar y fumigar nuestras casas, sino también sumarnos nosotros, tener conciencia, y mantener limpio”, expresó Ángela Toruño.

“Esta es una jornada muy buena, porque esto sirve para erradicar los mosquitos de las casas, ya que esto produce muchas enfermedades. Yo lo veo muy bien. Hay que cooperar con el Minsa, y comprender que es para la salud de todos”, manifestó Marcio Somarriba.

Autoridades del Ministerio de Salud, hicieron hincapié en la importancia de mantener limpio los patios, las canaletas, tapar los depósitos de agua, y evitar el estancamiento de agua sucia, para no dar paso a los criaderos de zancudos.