Científicos rusos han publicado imágenes desde un telescopio robótico que demuestran que la nave espacial Progress M-27M, que afrontó problemas técnicos tras su lanzamiento, estalló sobre el cielo de Sudáfrica.

La red rusa de telescopios robóticos del sistema Master ha podido captar el momento de la explosión del carguero espacial Progress M-27M en el cielo sobre Sudáfrica, informa Gazeta.Ru citando a uno de los creadores de esa red, Vladímir Lipunov.

La explosión fue avistada por uno de los telescopios del Master que está ubicado a unos 350 kilómetros de Ciudad de Cabo, Sudáfrica.

Anteriormente, el Centro Unificado para Operaciones Espaciales de EE.UU. ha informado que el Progress M-27M descendería de su órbita el 8 de mayo tras haber girado 167 veces alrededor de la Tierra, mientras que el área estimada de impacto de los restos de la nave se situaría a unos 200 kilómetros de la ciudad de Las Vegas, EE.UU.

La nave espacial Progress M-27M afrontó problemas técnicos tras su lanzamiento desde el cosmódromo de Baikonur, Kazajistán, el 28 de abril, por lo que no pudo acoplarse a la Estación Espacial Internacional.