La poeta y diplomática nicaragüense, Alba Azucena Torres, quien fue galardonada con las medallas Alexander Pushkin y Mijail Lermantov, conferidas por la Academia de Literatura de Rusia y la Unión de Escritores de Rusia, aseguró que ese reconocimiento lo recibió en nombre del pueblo de Nicaragua y lo dedicó a todas las y los nicaragüenses que luchan por ser libres y por continuar los sueños de Sandino.

“Para mí es un honor increíble, es un merecimiento que no me pertenece, en ningún momento es mío, sino que le pertenece a todo el pueblo de Nicaragua, a toda mi vida en Nicaragua, a todas esas personas que todos los días trabajan y viven y luchan por tener una vida mejor, por tener una vida libre, por ser libres, por continuar los sueños de Sandino”, aseguró durante una entrevista telefónica con los medios del Poder de las Familias y Comunidades.

“Ese reconocimiento no es mío, sino que de todos los escritores, de todos los poetas, de toda la gente que escribe en América Latina por la libertad y el amor”, agregó.

La escritora nicaragüense comentó que Rusia es la cuna de los más grandes escritores, pilares de la literatura mundial, como León Tolstoi, Fiodor Dostoievski y Alexander Pushkin.

“Para mí, tener ese reconocimiento, una poeta nicaragüense, es (un honor) muy grande”, afirmó, señalando que el reconocimiento recibido es de Nicaragua, un país de poetas como Salomón de la Selva, Rubén Darío y Alfonso Cortés.

La también diplomática nicaragüense, indicó que los galardones recibidos fueron una sorpresa.

“En diciembre de 2014 fue una decisión que tomaron la Unión de Escritores de Rusia y la Academia de Literatura. En ese momento, me encontraba en Nicaragua, estaba donde mi madre, estaba de paseo y no sabía nada. Ahora que regreso tampoco sabía, fue como una sorpresa porque fue en la primera sesión de los escritores de Rusia que decidieron otorgarme esas condecoraciones, en el marco del 70 aniversario del triunfo de la Gran Guerra Patria, de la victoria sobre el fascismo, para mí es un honor”, relató.

Asimismo, comentó que gran parte de su poesía ha sido publicada en suplementos, revistas y algunos libros en Rusia.

También comentó que en la década de los 80’s, cuando ella fue becada para estudiar en la Unión Soviética, logró conocer a muchos intelectuales y poetas reconocidos.

No obstante, también destacó que Nicaragua es una tierra de poesía, sueño y revolución. “Somos un sueño, somos una metáfora convertida en realidad y el pueblo ruso lo reconoce y entiende, respeta, quiere y ama nuestra libertad”.

“Aquí en este país ser nicaragüense es un orgullo y hablar de nuestros poetas es una maravilla”, concluyó Torres.