La asistencia médica brindada en los puestos de salud establecidos en los mercados de la capital, permite que comerciantes y usuarios de los centros de compras puedan ser atendidos de manera inmediata al momento de presentar algún malestar o descompensación en el caso de los pacientes crónicos.

En el puesto médico del mercado Mayoreo, las vivanderas afirman que gracias a la iniciativa del gobierno de acercar los servicios de salud a sus sitios de trabajo, les permite atenderse a tiempo sin necesidad de descuidar sus negocios por periodos extendidos.

“La atención es muy buena y considero que el gobierno nos está atendiendo a como lo merecemos, muchos de los que trabajamos en el mercado aprovechamos el servicio, ya que no contamos con el tiempo ni los recursos suficiente para ir a otros lugares para ser atendidos y con el puesto médico rápidamente venimos a pasar consulta”, destacó Nubia Membreño.

“Yo he pasado consulta en el puesto médico y la atención es buena, la doctora es amable, nos dan medicamentos y sabemos que en cualquier momento somos atendidos. Antes tenía que ir hasta el puesto de salud de Villa Dignidad, que es donde vivo, y eso me atrasaba en mi trabajo pero ahora la situación ha mejorado para los comerciantes” dijo Marina Jarquín.

A diario, en el puesto médico se brinda atención a veinte pacientes en promedio, evidenciando de esta manera la necesidad que existía en el centro de compras de contar con una unidad de salud, en su mayoría los usuarios asisten con cuadros clínicos de enfermedades respiratorias, hipertensión y control prenatal.