Aproximadamente 20 miembros de la comunidad Aserradores, ubicada en el km. 139 carretera a El Viejo, en Chinandega, están siendo capacitados para la reparación y mantenimiento de lanchas con fibra de vidrio. Este curso es impartido por el Tecnológico Nacional, durante 80 horas de estudio.

Marlon Sáenz, encargado del proyecto de pesca, dijo: “Ellos están tomando el curso para mejorar y aprender a usar la tecnología necesaria conforme a la reparación de lanchas, a su vez no tener que ir a pagar por otro lado, bajando costos operativos para sus familias”.

Manuel de Jesús Sánchez, estudiante del curso, comentó: “Me parece bien estar en este curso, ya que nos ayudan económicamente, aprendemos a crecer en conocimiento, aprendemos a fibrar, que es lo principal como pescadores que somos”.

Por su parte, Máximo Garay Torres, propietario del local, expresó que “en primer lugar tener sentimientos y convivir con esta gente me lleva a querer apoyar en las necesidades, siendo sensible a las necesidades de la comunidad, en coordinación con el Inatec y las autoridades de nuestro Gobierno Sandinista, hemos logrado que estas familias puedan recibir este apoyo y se sientan protegidos”.

En este proyecto de pesca están insertados tanto hombres como mujeres, siguiendo a su vez los pasos padres e hijos y llevando a la práctica el 80 por ciento del tiempo estimado en estudio.

Otros cursos

“Desde que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional impulsó que la educación técnica se llevará de carácter gratuita, tenemos una inserción grandísima de jóvenes que se están interesando por las carreras que brinda el Instituto Tecnológico de Industria Padre Teodoro Quin”, comunico Jorge Luis Cruz, sub director técnico del centro.

Además Vidad Isrrael Ríos, estudiante afirmó: “hay mucha demanda en la electrónica ya que va cambiando y deberíamos actualizarnos como jóvenes. Obviamente este beneficio de una educación gratuita obviamente nos pone contentos ya que podremos salir adelante en nuestras vidas”.

El Tecnológico Nacional actualmente consta con una matrícula de trescientos ocho estudiantes brindando un sinnúmero de carreras a los jóvenes interesados, tanto en Electrónica Industrial, Mecánica Industrial, Electricidad Industrial, Soldadura Industrial, Mecánica Automotriz, Textil y Vestuario, teniendo las puertas abiertas tanto a hombres como mujeres que quieran aprender una carrera técnica.