El consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, aseguró que serán las elecciones más supervisadas por la comunidad internacional porque participarán 969 observadores de 69 países.

"Algunos de ellos lo harán por primera vez como son: Guyana, Eslovenia, Taiwán, Argelia, Etiopía, Camerún, Lesotho, Libia, Congo y Túnez", subrayó.

En la inauguración del Programa Informativo para Visitantes Extranjeros para el Proceso Electoral Federal 2011-2012, Valdés dijo que este año será el más grande y competido de la vida democrática de la nación.

Tan solo el 11, 8 por ciento de los acreditados son autoridades electorales, enfatizó el funcionario.

Nunca en la democracia mexicana se habían puesto en juego tantos puestos de elección popular en la misma elección, 16 serán locales, se hará la renovación total del Poder Legislativo y además se votará por el próximo Presidente de la República, apuntó.

Valdés ratificó además que el IFE garantiza una elección federal con toda seguridad, "se instalarán todas las casillas y se darán resultados al término de la jornada".

Ayer los cuatro candidatos que disputan la Presidencia firmaron el acta de civilidad en el IFE, con lo cual establecieron su compromiso de respetar los resultados que se obtengan en las urnas, a las que están convocados unos 80 millones de ciudadanos.