El presidente Barack Obama abogó hoy por equilibrar las oportunidades educacionales y sociales, a fin de mitigar las causas de la discriminación racial que padecen los jóvenes y la comunidad afroestadounidense en su conjunto.

Este sentimiento de injusticia e impotencia contribuyó a alimentar las manifestaciones a las cuales hemos asistido en Ferguson, Baltimore y Nueva York, remarcó el mandatario durante un discurso en el Lehman College, en el barrio neoyorquino del Bronx.

Las oportunidades que da la vida a cualquier joven de raza negra son peores que las de sus semejantes, aseveró en el lanzamiento de My Brother's Keeper Alliance, una organización sin ánimo de lucro establecida para continuar el trabajo de la iniciativa del mismo nombre creada por el presidente.

La iniciativa emprendida el año pasado coordina a empresas, fundaciones y grupos comunitarios para invertir en educación y otros programas que ayuden a mantener en el buen camino a chicos de distintas minorías.

De igual forma, el gobernante criticó la arbitrarias detentaciones de los cuerpos policiales contra miembros de estos grupos.

En demasiados lugares a lo ancho y a lo largo del país, los jóvenes y los hombres negros y los jóvenes y hombres hispanos experimentan un tratamiento diferente de parte de la policía, señaló.

No obstante, insistió en que no es solo asunto de los uniformados "contener y controlar los problemas que nosotros mismos hemos sido incapaces de atender y resolver".

Las palabras de Obama ocurren a pocos días de la muerte de Freddie Gray, el 19 de abril en Baltimore, estado de Maryland, hecho que desató grandes manifestaciones entre la comunidad afroamericana, que denuncia la brutalidad e impunidad de los cuerpos del orden en su trato con las minorías.

Según el diario The New York Times, la nueva alianza My Brother´s Keeper podría prefigurar los planes del mandatario para después que termine su mandato en enero de 2017, cuando necesita un vehículo para promover sus iniciativas.

Josh Earnest, secretario de prensa de la Casa Blanca, explicó el viernes que el presidente seguirá vinculado a la iniciativa después de terminar su mandato.

Los organizadores dijeron que la nueva alianza ya tiene compromisos de más de 80 millones de dólares de empresas como American Express, Deloitte, Discovery Communications y News Corp, fondos que utilizará para ayudar a las empresas del sector privado frente a los obstáculos que los jóvenes negros e hispanos enfrentan.

En ese sentido concederá subvenciones a los programas para los jóvenes desfavorecidos y para ayudar a las comunidades en los esfuerzos para socorrer a sus pobladores.