Para autoridades del Ministerio de Salud (MINSA), practicar una higiene personal, familiar y comunitaria, es fundamental si se quiere evitar las enfermedades comunes que se dan con la entrada del invierno.

A la llegada de las primeras lluvias, generalmente se multiplican las enfermedades respiratorias, el dengue, la leptospiras, el chikungunya, la malaria, y otros brotes epidémicos; sin embargo, para los especialistas de la salud, esto se puede prevenir ejerciendo control y limpieza desde nuestras propias viviendas.

El doctor Jaime Dávila, especialista del Hospital de Ciudad Sandino, explicó que, en este sentido, es importante que todos apoyemos las jornadas de limpieza en nuestros barrios; las jornadas de abatización y fumigación y la erradicación de criaderos de mosquitos.

“Sabemos que la higiene de nuestras casas, eliminación de charcas, eliminación de malezas, y el tratamiento debido a la basura es fundamental para evitar las enfermedades más comunes durante el invierno, y debemos de estar preparados”, señaló.

Indicó que cada año, siempre se da un incremento de enfermedades con la llegada de las primeras lluvias, por lo que se hace necesario que tengamos un plan para reducir este fenómeno.

“Es importante evitar la automedicación, por lo que recomendamos a la población acudir a las unidades de salud, para ser evaluadas por el personal capacitado. Los síntomas de estas enfermedades generalmente son: dolor de cabeza, dolor en el cuerpo, tos, vómitos y diarreas”, expuso.

Por su parte, la doctora Elba Silva, Directora Municipal del Hospital de Ciudad Sandino, explicó que durante el invierno, generalmente las personas más vulnerables a estas enfermedades son los niños y personas de la tercera edad.

“Les pedimos a los padres de familias que los niños y niñas no se mojen en la lluvia; los niños pequeños tenerlos abrigados; Si los niños, o las personas adultas llegan a tener problemas respiratorios, que acudan inmediatamente a las unidades de salud”, advirtió.

La especialista destacó que la Jornada Nacional de Vacunación, impulsada por el Gobierno Sandinista a través del Ministerio de Salud (Minsa), ha sido también importante para inmunizar a las personas más vulnerables ante estas enfermedades.