La titular del Ministerio de Salud, Sonia Castro, aseguró que en materia de mortalidad materna Nicaragua ha tenido importantísimos avances al lograr reducir estas a partir del año 2006.

En esa fecha, de acuerdo a Castro, se registraban 100 madres muertes por cada 100 mil nacidos, lo cual se ha reducido actualmente a 63 por cada 100 mil nacidos, para una disminución de aproximadamente el 40%.

La ministra Castro señaló, sin embargo, que aún hay mucho por hacer, ya que hay factores que indicen las muertes de las madres tales como las partos en los hogares sin ninguna asistencia profesional y las aún existentes fallas en el sistema de salud.

“Vamos disminuyendo (las muertes maternas), pero falta todavía, hay cosas por hacer y no vamos a quedar satisfechos hasta alcanzar cifras en las que no se muera ninguna mujer”, manifestó, la ministra durante la inauguración de un taller de Salud Sexual y Reproductiva a jóvenes de todo el país.

Castro indicó que del total de mujeres que salen embarazadas en Nicaragua, entre un 20 y un 25 por ciento son jóvenes, principalmente en las zonas rurales de las Regiones Autónomas del Caribe.

“Son zonas donde tenemos que tener mayor incidencia en los jóvenes campesinos para evitar que se embaracen tempranamente”, aseguró, señalando que el embarazo a temprana edad es una constante no solo en Nicaragua sino en el resto de países de América Latina.

Disminuyen también enfermedades de transmisión sexual

La ministra también hizo énfasis en la disminución de enfermedades de transmisión sexual.

“Ya nosotros no tenemos muchas enfermedades que existían como la sífilis o la gonorrea. La incidencia de estas enfermedades cada vez es menor porque los jóvenes llegan tempranamente a chequearse”, indicó Castro, quien manifestó que a pesar de las dificultades se trata de garantizar el acceso a los medicamentos para tratar este tipo de enfermedades.