Las lluvias registradas a nivel nacional durante los últimos siete días causaron interrupciones en el servicio de energía eléctrica en algunas partes del país, situaciones que fueron atendidas a lo inmediato por el personal técnico de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) y la distribuidora Disnorte/Dissur, a fin de restablecer el fluido en cada una de las zonas afectadas.

El titular del Ministerio de Energía y Minas y presidente ejecutivo de Enatrel, Ing. Salvador Mansell Castrillo, explicó que con las primeras lluvias acompañada de descargas atmosféricas, producto de la llegada de la temporada lluviosa, causaron 15 interrupciones en los 2 mil kilómetros de redes del Sistema Nacional de Transmisión Eléctrica y otras 600 en los 15 mil kilómetros de la red distribución de Disnorte/Dissur, estas últimas producto de la caída de árboles y ramas que pegan en las líneas, entre otras.

“Lo importante es que desde el 27 (abril) o a finales del verano con los pronósticos de las lluvias que se pudieran dar en nuestro país dislocamos y enviamos al personal técnico tanto de Disnorte/Dissur como de Enatrel a nivel nacional (…) tenemos aproximadamente unos 2 mil técnicos a nivel nacional, ubicados en los diferentes lugares más importantes donde podríamos desplazarnos con rapidez para estar atendiendo las interrupciones de energía”, expresó el funcionario.

Mansell aseveró que más allá de las más de 600 interrupciones que se han registrado a nivel nacional durante los últimos siete días, debe destacarse los mecanismos de comunicación Gobierno, líderes comunitarios y medios de comunicación, que está permitiendo responder de forma inmediata dichas situaciones y reducir el tiempo de las mismas restableciendo el servicio en cada uno de los hogares, comunidades y barrios afectados.

“Estamos tipificando todos los tipos de falla que se han dado para desarrollar a lo inmediato y queremos que en los próximos meses estos índices de interrupciones se reduzcan, tanto en números como en tiempo de atención”, añadió.

Según Mansell Castrillo, el incremento de la demanda de energía eléctrica en el país, como consecuencia de un mayor consumo del servicio por la instalación de más aparatos eléctricos en las viviendas o negocios, también contribuyen a que se produzcan las interrupciones eléctricas.

El Ministro declaró que a medida que se vayan incrementado las lluvias, las interrupciones del servicio irán disminuyendo, dado que el agua contribuye a la labor de mantenimiento de las redes al limpiar los elementos que aíslan las estructuras de los cables que transportan la energía, además del trabajo que realizan los técnicos de la institución.

El servidor público subrayó el trabajo conjunto que se viene desarrollando entre Gobierno y empresa privada, dentro del Plan Nacional de Electrificación, de cara a normalizar los asentamientos y producto de esa labor, ya se han normalizado aproximadamente 150 lo que ha permitido que se tengan menos incidencias en lo que se refiere a interrupciones del servicio.

Indicó que en comparación con las afectaciones en el fluido eléctrico durante el inicio del invierno del 2014, este año se ha registrado un menor número de interrupciones y se está trabajando, dentro del Plan de Electrificación, en mejorar las instalaciones eléctricas con el trabajo coordinado de Disnorte/Dissur y Enatrel y que en ese sentido en los próximos meses se pondrá en funcionamiento una nueva subestación eléctrica que está siendo terminada en el kilómetro 12 de carretera a Masaya, que contribuirá a llevar el servicio eléctrico a las comunidades y barrios aledaños de esa localidad.

Recomiendan a población tomar medidas para evitar incidentes

Mansell insistió en la necesidad de que las familias nicaragüenses tomen las medidas pertinentes para evitar se produzcan incidentes durante las subidas y bajadas de energía producto de las interrupciones.

“Siempre se nos dice que cuando se va la energía hay que desconectar los equipos, aún cuando uno sale de su casa y va a quedar la casa vacía una recomendación es desconectar (los aparatos eléctricos) porque en algún momento puede haber una interrupción con un sobre voltaje, una falla que se de en algún lugar y eso puede dañar tus equipos […] la recomendación es desconectar los equipos y esperar que llegue la energía para volverlo a conectar”, comentó.

Asimismo recomendó el aislamiento de las personas de zonas donde ha caído alguna línea eléctrica en búsqueda de prevenir cualquier accidente.