El Ministerio de Salud (MINSA) dio a conocer una serie de recomendaciones y medidas que los nicaragüenses deben poner en práctica para evitar enfermedades propias de la temporada de invierno.

El Dr. Carlos Sáenz, Director de Vigilancia para la Salud del Minsa, dijo que debido a las primeras lluvias en el país debemos de prepararnos y recordar que tenemos que anticiparnos ante los problemas que pueden generarse con enfermedades como la diarrea, chikungunya, leptospira, dengue y enfermedades respiratorias.

Eliminar criaderos de mosquitos

Recordó que los depósitos o recipientes que todavía no se han destruido son potenciales focos reproductores de mosquitos.

“Esos recipientes pueden tener huevos de mosquitos que pueden sobrevivir hasta más de un año, esperando que le caigan las primeras lluvias y debe tener algún tipo de temperatura para poder eclosionar o reventar, significa que se puede incrementar la población de mosquitos”.

El agua que está cayendo y los calores facilitan y acortan el tiempo de la eclosión del huevo y el tiempo que pase de huevo a larva y mosquito adulto.

“Al acortar ese ciclo vamos a tener mayor número de mosquitos hembras que puedan transmitir las enfermedades de dengue y chikungunya, si no tomamos las medidas pertinentes”, dijo Sáenz.

Poner en práctica la responsabilidad compartida

El Dr. Carlos Sáenz recordó que todos juntos, en responsabilidad compartida, desde cada una de nuestras viviendas y comunidades podemos contribuir a prevenir estas enfermedades.

“La Alcaldía hace un esfuerzo por mantener limpio, pero todos juntos podemos contribuir a mantener limpias nuestras viviendas, no ensuciar los cauces, podar los arboles para que no ensucien las canaletas y no se acumulen agua y hojas para contribuir a prevenir enfermedades como el dengue y chikungunya”.

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha venido desarrollando la estrategia de vivir limpio, bonito vivir sano, vivir bien; todos juntos, desde la familia, la comunidad, en cada centro de trabajo para vivir en armonía, amor, para poder generar potencialidades en nuestro desarrollo y bienestar humano.

Lavado de manos frecuentes

Otra de las importantes medidas en la lucha contra las enfermedades respiratorias y las diarreas es el lavado de mano frecuente, que reduce estas enfermedades en un 40%.

“Debemos realizar el lavado de manos frecuentemente, antes de comer, después de hacer sus necesidades, después de cambiar pañales a nuestros hijos, cuando vamos a cocinar y manipular alimentos”, refirió.

Así mismo, si alguna persona presenta un resfrío, Sáenz dijo que “se debe aplicar la etiqueta de la tos: estornudar o toser en el ángulo izquierdo de nuestro codo, eso permite que no se disemine con facilidad y que no se transmita a otras personas el virus respiratorio”.

Con las lluvias pueden presentarse cambios bruscos de temperaturas que también pueden afectar las vías respiratorias con algunas infecciones respiratorias.

“El hecho de que las lluvias lavan la parte del suelo traen bacterias y una serie de virus y gérmenes que nos pueden contaminar y las bacterias y parásitos pueden generar el incremento de diarrea”.

Ante el inicio de las primeras lluvias los ríos comienzan a crecer lo que genera una serie de charcos, pozas y remanso en los ríos. “Cuando nosotros nos bañamos en el remanso de los ríos o caminamos descalzos en los charcos, esto provoca que podamos contagiarnos y adquirir la bacteria de leptospira”.

“Hemos estado pasando una gran ola de calor, a pesar que ya hay lluvias eso no quiere decir que no se van a registrar altas temperaturas”, finalizó el Director de Vigilancia para la Salud del Minsa.