Las familias capitalinas despidieron este fin de semana largo en segunda edición de la Feria del Trabajo Digno donde más de 150 pequeños comerciantes, principalmente de Managua y Masaya, ofrecieron productos elaborados por manos nicaragüenses a precios solidarios.

Según Carolina Fonseca, Analista de Mercado, de la Dirección de Pequeños Negocios del MEFCCA, los expositores trasladaron parte de sus talleres al parque nacional de ferias para mostrar como elaboran sus productos.

“Tenemos textiles, artesanías con jícara, fibra de pita, una clase de pino que crece bastante en Boaco, compañeros que elaboran rosquillas, compañeros que se dedican a la medicina natural y terapeutas vinieron a mostrar lo que hacen”, detalló Fonseca.

Por su parte los pequeños comerciantes y productores, destacaron los esfuerzos del gobierno por buscar la promoción de su actividad económica desarrollando espacios como el Parque Nacional de Ferias y los tiangues en la Avenida Bolívar.

“El pueblo de Nicaragua, de aquí de Managua y también los departamentos pueden venir a comprar los productos a precios favorables y es una de las maneras que el gobierno nos está apoyando a nosotros como microempresarios”, relató el monimboseño Carlos Manuel García, comerciante y productor de zapatos de cuero, cuyos precios oscilan entre los 100 y 500 córdobas.

Desde San Juan de Oriente, Masaya, la joven Amanda Potosme ofreció las artesanías características de los pueblos blancos. “Tenemos adornos para sala, para entradas, para jardines. Me parece muy perfecto lo que está haciendo nuestro gobierno, ya que nos da la libertad de exponer lo que nosotros hacemos y nos da ingresos económicos”, dijo.

Luis Avendaño, también llevó su oferta de artesanías por quinta vez. Avendaño de San Juan del Sur, a diferencia de los artesanos de Masaya, elabora sus productos con material que se encuentra en la playa.

“Yo tengo 7 años de estar trabajando en este tipo de artesanías en San Juan del Sur y he participado en muchas ferias. Los turistas están muy encantados con esto, porque en ningún lugar pueden encontrar estas artesanías, las materias primas las estamos consiguiendo en las playas y todo lo conseguimos acá”, expresó.

Durante la feria, las familias que se acercaron a comprar al mismo tiempo productos alimenticios, pudieron disfrutar de los ya acostumbrados números culturales a cargo del talento nacional. Además se hizo la invitación a los cursos infantiles de manualidades y muralismo para niños y los juegos intramuro de fútbol sala.