Tres personas muertas, otra desaparecida y centenas de evacuados, así como importantes daños materiales es el saldo provisorio de fuertes oleajes que han azotado este sábado las costas del Pacífico de varios países americanos, desde México hasta Chile.

En Panamá, una persona falleció en una playa del Pacífico debido a fuertes oleajes que han obligado a las autoridades a decretar una alerta verde, según informó el Sistema Nacional de Protección Civil.

En México, un hombre se ahogó en la playa Revolcadero de la turística ciudad de Acapulco, al sur del país, por no atender la prohibición de nadar emitida por las autoridades, al producirse oleajes de más de cuatro metros de altura que afectaron también a unas 250 viviendas de la zona y anegaron calles del centro de la ciudad.

Un tercer fallecimiento se registró en Chile, en la ciudad balnearia de Valparaíso, cuando un turista ecuatoriano fue arrastrado por las aguas. Según la Oficina Nacional de Emergencia, otra persona resultó herida.

Un joven de 14 años desaparecido y daños materiales dejó a su vez el fuerte oleaje producido en la zona de Playa Metalio, 90 kms al suroeste de San Salvador, donde las aguas, de acuerdo a la Dirección General de Protección Civil (DGPC), llegaron a penetrar en tierra firme.

En playa El Cuco, 170 km al sureste de San Salvador, la marejada provocó el vuelco de una lancha, aunque sus cinco tripulantes salieron ilesos, y en la playa La Perla, en la costa del central departamento de La Libertad, 12 personas debieron ser evacuadas.

Protección Civil de El Salvador informó igualmente que 408 personas fueron evacuadas el sábado en una playa del guatemalteco departamento de Jutiapa, fronterizo con El Salvador, por un fuerte oleaje en la costa del Pacífico que también provocó daños a más de medio centenar de viviendas.

David de León, vocero de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, explicó a la AFP que el fuerte oleaje, que se reporta en todo el litoral Pacífico de Guatemala, afectó principalmente a la comunidad La Barrona, en el municipio de Moyuta, unos 120 km al sureste de la capital.

Los organismos de prevención de México advirtieron que el fenómeno climatológico de mar de fondo, producido anualmente por grandes tormentas formadas mar adentro y sus fuertes vientos afectará los próximos cuatro días al sur y centro de las paradisiacas costas mexicanas del Pacífico.

Las autoridades estatales pidieron a los deportistas y pescadores extremar precauciones, en tanto que el Ejército mexicano implementó un operativo para atender atender a posibles víctimas en la costa del Pacífico.

¿Qué es el mar de fondo?

El fenómeno de Mar de Fondo es un oleaje generado por tormentas en el mar acompañados de fuertes vientos.

Se propaga fuera de la zona donde se ha generado, pudiendo llegar a lugares muy alejados. Aunque parece un pequeño tsunami, se trata de un oleaje muy largo y continuo, fácilmente identificable a grandes distancias.

Las tormentas marinas que producen Mar de Fondo, en ocasiones se originan entre el sur de Australia y el Continente Americano, por lo que el fenómeno llega a recorrer distancias superiores a los 10 mil kilómetros hasta las costas mexicanas.

Las olas no enfrentan barreras que las pueda detener sino hasta que llegan a la costa y allí concluyen su recorrido marino.

El Mar de Fondo es benéfico para los ecosistemas marinos, porque viaja en todas las direcciones removiendo, revolviendo, mezclando y reciclando en un proceso de cambio de energía.