El número de muertos en el terremoto en Nepal superó los 6800 y el de fallecidos los 14000, cuando se cumple hoy una semana del seísmo que devastó el país asiático, según el último recuento ofrecido por el Ministerio del Interior nepalí.

La última cifra de fallecidos es de 6841 y la de heridos de 14087, pero se espera que aumente el número de víctimas cuando los equipos de rescate lleguen a las zonas más remotas afectadas por el seísmo de 7,8 grados en la escala de Richter que asoló el sábado el país del Himalaya.

"Ha pasado ya una semana, por lo que hay pocas posibilidades de encontrar a alguien con vida" bajo los escombros, aseguró a la agencia EFE el vocero del Ministerio del Interior, Laxmi Prasad Dhakal, quien añadió que aún así los equipos de rescate no han cesado la búsqueda.

La última persona rescatada en tenerse noticia fue una mujer de 24 años, que fue liberada durante la noche del jueves por equipos de rescate de Nepal, Israel y Noruega tras permanecer 128 horas atrapada bajo los escombros de un edificio en Katmandú.

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha informado de que el número de españoles sin localizar en Nepal se ha reducido de 59 a 35.

El terremoto fue el mayor sismo ocurrido en Nepal en 80 años y el peor en la región en una década desde que en 2005 otro seísmo ocasionara más de 84.000 muertos en Cachemira.