En Ciudadela San Martín de Tipitapa, 150 madres de familia iniciaron este sábado el mes dedicado a ellas con el título que les acredita dueñas legítimas de sus casas de habitación.

La alegría de las mujeres fue evidente cuando los jóvenes promotores solidarios entregaron -de parte del Gobierno Sandinista- el documento legal que les garantiza seguridad jurídica en los inmuebles que han habitado durante gran parte de su vida, donde han criado a su descendencia y donde esperan vivir en comunidad durante mucho tiempo.

Desde muy tempranas horas, por las calles de Ciudadela los jóvenes uniformados de camisetas blancas decoradas con motivos coloridos, acompañados por oficiales de titulación, llamaban a la puerta de casas en humildes en su mayoría.

Al ser oídos, eran recibidos por las matriarcas, quienes dejaban ver alguna lágrima o gesto de emoción, seguido del agradecimiento sincero al gobierno que preside el Comandante Daniel Ortega junto a la Compañera Rosario Murillo.

“Le doy gracias a nuestro presidente por hacer efectivo lo que nos prometió”, dijo Ana Ruth López muy sorprendida, pues a pesar de que ya había sido notificada que su título sería entregado este sábado, todavía no podía sentirse con el derecho pleno sobre su propiedad. Ahora cuenta con la confianza de que nadie amenazará su tranquilidad reclamando como propia la casa que con mucho esfuerzo ha edificado durante toda su vida, contó.

Unos pasos adelante, en la casa de Ángela Ramos se vivía una verdadera fiesta. Angelita, madre y abuela, se mostró “engrandecida”, por tener donde vivir, por reclamar como propio ante todos el pequeño solar donde por más de 15 años intentó gestionar su título, fallando en repetidas ocasiones, hasta que la buena gestión de la comunidad y las autoridades locales hicieron posible uno de sus más grandes deseos.

Adentrada la mañana, se alcanzó el pequeño molino en el que habita Doña Rosa Molina, desde donde ella esperaba en la puerta junto a su esposo, José Pastor Parrales, el momento en el que les tocara recibir su documento.

“Así queremos nosotros mantener nuestro gobierno, para que las cuestiones se vengan solidificando y no estemos en la zozobra de que si viene algún mandante que nos estén sacando de un lado a otro”, refirió José Pastor, acomodándose las gafas desgastadas por el uso, para poder leer con mayor facilidad el título tan esperado.

Como estos testimonios se repitieron muchos en la pequeña localidad situada en Tipitapa, municipio de Managua donde se espera entregar más de 1500 títulos, sumados a los otros que al mismo tiempo recibirán las Madres en la capital y en el resto del país.