Con una feria popular, habitantes de la Colonia Primero de Mayo celebraron los 43 años de su fundación.

En este nuevo aniversario, los pobladores llenaron las calles para festejar también el Día Internacional de los Trabajadores, valorando que en estos Nuevos Tiempos este sector tiene mayores dignificaciones.

Las calles se llenaron de comidas típicas como vaho, cerdo asado, pollo asado y carne asada; así como juegos infantiles y chicheros.

Mercedes Flores, una de las tantas mujeres luchadores que no perdieron la feria para obtener un ingreso más para su familia, manifestó que “Todos los años participo en esta feria, ya son nueve años (de feria). Esta celebración me parece muy alegre y como trabajador me siento bien gracias a Dios”.

Carolina Mesa, indicó que “Me siento alegre porque seguimos luchando con ayuda de Dios. Cada año venimos a vender y gracias a Dios siempre nos va bien”.

En Nicaragua dignifican cada día más al trabajador

“Al trabajador ahora lo toman en cuenta para muchos beneficios y el gobierno se ha portado muy excelente con el empleado y el empleador para que garantice el bienestar de nosotros”, dijo Javier Jarquin Arce.

También manifestó que “Estoy celebrando el Día del Trabajador en la Primero de Mayo. Yo nací aquí pero ahora vivo en Valle Santa Rosa, pero siempre vengo aquí a celebrar con mi esposa, hija y madre”.

Manuel Linarte, fundador de la Colonia, externó que “Como trabajador he visto que ha habido mejoras y es gracias a nuestro gobierno, veo más salud y estudios”.

“Acá en la colonia hemos visto mucho progreso y este es un día en el que todo el trabajador tiene derecho a gozar y divertirse”, afirmó Ligia Soriano de Valle.

Celebran a San José Obrero

Los pobladores también acudieron a la misa en la que se celebran las fiestas de San José Obrero, donde el padre José Luis Montoya, resaltó que San José es patrono de todos los trabajadores.

“Hay una gran alegría en la comunidad por celebrar las fiestas de San José Obrero, quien es reconocido en nuestra iglesia católica, es un modelo para nuestra salvación; y al mismo tiempo dentro de este marco de las fiestas de San José Obrero celebramos un aniversario más de la colonia Primero de Mayo y al mismo tiempo la fiesta de los Obreros”.

Enfatizó que “dentro de la eucaristía de hoy celebramos a esos hombres que hace muchos años impulsaron este día como Día de los Trabajadores. En ese marco de la revolución social, se insertaron normas y valores para fomentar la dignidad del obrero, desde un salario justo y trabajo equitativo para la prosperidad social y humana”.

Montoya expresó que en Nicaragua hay una lucha constante para dignificar a la clase trabajadora.

“Creo que todos los nicaragüenses debemos comprometernos a reanudar esfuerzos, especialmente poner en práctica la solidaridad”, concluyó.