Los organizadores para la puesta en escena de la obra “Le Villi”, se declararon listos para que las familias nicaragüenses asistan a la sala mayor del Teatro Nacional Rubén Darío este 4 y 6 de mayo, y puedan disfrutar de esta magistral opera-ballet, en la que participará el tenor nicaragüense Laureano Ortega Murillo.

La puesta en escena de esta ópera, es posible gracias al convenio de colaboración firmado entre la Fundación Festival Pucciniano en Italia y el Teatro Nacional Rubén Darío, hace cuatro años, firma en la que estuvo como testigo de honor el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega.

El director del Teatro Rubén Darío, compañero Ramón Rodríguez, subrayó que este proyecto de colaboración nació hace 4 años, cuando el cónsul en Italia, Gabrile Moreno, apoyó y gestionó una alianza con el Teatro Puccini de Italia.
Rodríguez indicó que a partir de esta firma de convenio, se ha venido creando, realizando y motivando a las familias nicaragüenses, a ser testigos de este tipo de eventos culturales, que tienen muy buena calidad.

“Una vez más colaboramos con los éxitos del teatro nacional Rubén Darío, llamándola esta vez una colaboración euronica porque está integrada por cantantes italianos y nicaragüenses, un director de escena español, un director de Orquesta Italiano y que juntos le dará una visión muy interesante y será primera vez en escena para Centroamérica”, destacó Franco Moretti, Presidente de la Fundación Festival Pucciniano en Italia.

Jaime Martorell, director escenográfico español, explicó que en el escenario estará diseñado con ninfas del bosque, los espíritus, “una mujer que se sentía amada y luego es dejada esperando sin casarse”. Igual se escuchará la exquisita música de Giacomo Puccini, lo que lleva a hacer movimientos escénicos intensos canto, baile, luz, vestuario que darán fuerza dramática a toda la obra.

“Le Villi” (en español, Las Vilis) es una ópera ballet en dos actos con música de Giacomo Puccini y libreto en italiano de Ferdinando Fontana, basado en el cuento Les Willis de Alphonse Karr, que fue un crítico, periodista y novelista francés.

Sipnosis

El primer acto, se da en una aldea de la Selva Negra de Alemania, donde se celebra el compromiso entre Anna, hija del rico Guglielmo Wulf, y Roberto. Este se tiene que marchar a Maguncia para recibir una herencia. Anna teme que su prometido la olvide porque ha soñado que le esperaba moribunda. Naturalmente Roberto intenta disipar los tristes pensamientos de su novia y parte poco después.

En el intermedio, se ve “una sirena" que seduce a Roberto en Maguncia y éste olvida a Anna. La joven muere sola y se une a las Vilis, espíritus de las mujeres que han muerto traicionadas y abandonadas.

En el segundo acto, Guglielmo, desesperado por la muerte de su hija, clama por la venganza: ¡Si la leyenda de las Villis es cierta, que Anna se levante de su tumba y se haga justicia sobre el traidor Roberto, así podrá pasar sus últimos días en paz!. Roberto vuelve a la aldea atormentado por el remordimiento. Aún mantiene la esperanza de que ella viva y le perdone, pero la voz de Anna es la de un espectro: ¡Ya no soy el amor, soy la venganza!. Anna y las Vilis obligan a danzar sin descanso al joven, haciendo oídos sordos a sus súplicas para que tengan piedad.