Un total de veinticuatro barrios afectados, 94 viviendas parcialmente dañadas y tres viviendas con riesgo de derrumbe, es el resultado de las primeras lluvias presentadas en la capital. Los barrios Laureles Sur y Santa Rosa en el distrito siete, son los sectores con mayores afectaciones, tomando en cuenta que las fuertes corrientes de los causes naturales se introdujeran a las viviendas, ocasionando pérdidas materiales.

El compañero Fidel Moreno, Secretario del Concejo Municipal, señaló que desde las primeras horas de la mañana, las autoridades de la comuna se hicieron presentes a cada uno de los sitios para brindar acompañamiento a las familias afectadas.

“Estamos entregando colchonetas y frazadas a las familias, la situación está siendo analizada porque el barrio Laureles Sur es un punto crítico, donde la gente está asentada en un cauce natural, para ello estamos haciendo trabajos de mitigación, lo que no es una situación definitiva. En el barrio Santa Rosa no hay afectaciones similares a la de otros momentos pero tenemos cinco casas anegadas, las que ya están siendo atendidas” expresó.

“Hemos realizado la evaluación de la situación de las familias que están bajo amenaza de derrumbe, seguimos valorando una presunta evacuación en las próximas horas o si podemos resolver el tema del derrumbe. Esta situación está vinculada a que las personas construyen durante el verano y con las lluvias, el agua busca su salida y es lo que provoca el colapso de las paredes” destacó.

Respuesta inmediata ante afectaciones

Una vez presentados los daños por las lluvias, el acompañamiento del gobierno a través de la comuna capitalina, no se hizo esperar, la Promotoría Solidaria y los Consejos de Desarrollo Humano, de inmediato llegaron a cada una de las viviendas afectadas, observando in situ las pérdidas materiales sufridas.

“Todo se nos llenó de agua, se mojaron las camas, la ropa, todo ocurrió a las seis de la mañana, lo que sucede es que toda el agua de la calle se nos metió y ya no pudimos hacer nada, es incómodo porque tenemos niños y nos preocupa estar en esta situación. Nos sentimos agradecidos con las autoridades porque nos están apoyando pero les solicitamos que busquen alternativas para que esta situación no se vuelva a presentar” dijo Oneyda Centeno.

“Desde tempano las casas iniciaron a llenarse de agua, esta es una calle alterna al cauce y por eso el agua se mete todita, a pesar de todo lo ocurrido, la alcaldía ha estado con nosotros apoyándonos, nos han traído colchonetas, frazadas y la maquinaria está trabajando para evita que más agua se introduzca en las casas en caso de llover nuevamente en la tarde” manifestó María Cristina Gutiérrez.

“Mi casa es una de las más afectadas, toda mi ropa, las camas y mis electrodomésticos se dañaron, solo quedamos con la ropa que andamos puesta pues el agua subió arriba de la mitad del interior de la casa, sabemos que la alcaldía está trabajando para ayudarnos y estamos confiando en que ellos nos van a resolver lo más pronto posible” refirió Ronald Altamirano.

De igual manera, médicos y enfermeras llegaron al sitio para brindar atención médica a los pobladores del sector, para evitar la presencia de algunas enfermedades, tomando en cuenta que las corrientes arrastraron consigo grandes cantidades de basura.

“Estamos atendiendo a los pobladores del sitio que han presentado alguna afectación debido a las lluvias, nosotros seguimos haciendo el llamado a cada uno de ellos a tomar las medidas de higiene necesarias, no dejar que los niños anden jugando en las charcas, tengan a los menores abrigados y garanticen el almacenamiento de agua potable” concluyó Lastenia Gómez, Directora del Centro de Salud Villa Libertad.