El Comandante-Presidente Daniel Ortega anunció que un inversionista de origen canadiense está dispuesto a ampliar su capital en Nicaragua al pasar de 6 mil a 16 mil empleos directos en el sector de la manufactura del régimen de zonas francas.

Durante un encuentro con los altos mandos de la Policía Nacional, el mandatario informó que el pasado lunes se reunió con este inversionista, el cual tiene una empresa que ya está generando seis mil puestos de trabajo, y que gracias a la estabilidad social y laboral del país, éste le brindó la buena noticia que ampliará sus inversiones para sumar otros diez mil empleos.

Daniel resaltó que al concretizarse esa inversión, esta empresa se convertiría en la principal generadora de empleos de todas las empresas textiles instaladas en el país.

Indicó que cuando se reúne con los dirigentes de la empresa privada o inversionistas extranjeros, siempre sale a relucir el tema del costo de la energía eléctrica, que es un poco más cara que en otros países de la región centroamericana.

Sin embargo, recordó que en esos mismos países, los salarios son mucho más altos que en Nicaragua. También hizo ver que otro elemento tomado en cuenta entre una nación y otra, es lo referente a la seguridad ciudadana, algo en que nuestro país sobresale encima de todos.

Resaltó que a la seguridad ciudadana y a la estabilidad social laboral, se le debe poner un valor, el cual considera es mucho mayor al costo de la energía eléctrica, porque donde no existe una alianza como la que se construye en Nicaragua con los empresarios, gobierno y trabajadores, es muy difícil que exista tranquilidad social o laboral.

“Hay dos factores que son importantísimos para el desarrollo de la economía. La estabilidad social (y) laboral, es un factor determinante (...) y el otro factor determinante es la seguridad del país”, dijo recordando que los otros países de la región se ven afectados por problemas de narcotráfico, crimen organizado y las maras que extorsionan y chantajean a todos los empresarios e inversionistas.

“Entonces todos me dicen: Nicaragua es la más segura; y les digo que hay que ponerle valor a eso, porque eso tiene un valor y estoy seguro que es mucho mayor que el costo de la energía, mucho mayor que todos los otros costos que ustedes establecen en sus proyectos cuando van a hacer una inversión”, remarcó Daniel.

Hacer un balance más integral

Señaló que los programas de combate a la extrema pobreza que impulsa el gobierno, también contribuyen a esa estabilidad social que vive Nicaragua y que redunda en mayores índices de seguridad.

“Aquí tenemos esos dos grandes factores de seguridad y estabilidad, y ya es hora de que los inversionistas, tanto nacionales como internacionales, cuando hacen un estudio de factibilidad, ahí donde ponen la energía, el transporte, la comida (...), donde ponen el salario, que pongan también la seguridad y darle un valor, porque al transporte le dan un valor, a la energía le dan un valor, al salario le dan un valor, pues tienen que darle un valor también a lo que es la seguridad y lo que cuesta defender la seguridad”, enfatizó.