El invierno toca a la puerta en Nicaragua. Y aunque no se espera que la temporada lluviosa se establezca hasta la segunda quincena de mayo, las autoridades y expertos advierten a la población que antes de esa fecha se podrían estar presentando lluvias acompañadas de granizo e incluso tornados.

De acuerdo a los especialistas del INETER, esto se debe a que estas primeras lluvias estarán cayendo en un contexto de una atmósfera muy caliente y con los suelos resecos, de tal forma que a pesar de su irregularidad dichas precipitaciones pueden ser particularmente fuertes.

“Lo que queremos es que la población esté preparada (...), y evitar que se nos produzcan daños”, manifestó el Dr. José Milán, asesor científico del INETER.

“No nos sorprendamos si eventualmente podamos tener de aquí en adelante en algún momento este tipo de lluvias que generalmente se presentan después del medio día y particularmente entre las 4 y las 8 de la noche”, explicó por su parte el director de Meteorología de la institución, Marcio Baca.

El INETER informó que en algunas partes del país como Telpaneca, Ocotal y sectores de Estelí en las últimas horas se han presentado lluvias, al igual que en Granada, donde se registraron algunas lloviznas. Ante ello, el pronóstico es que de aquí al sábado ocurran chubascos en Occidente, el Norte del país y la Meseta de los Pueblos.

Fenómenos se manifiestan

La advertencia del INETER se dio precisamente cuando sectores del país, especialmente del norte, como Telpaneca y Estelí registraron las primeras precipitaciones.

En el caso de Telpaneca, la ocurrencia de un tornado local la tarde-noche del lunes provocó afectaciones a 55 familias, así como la caída de tendido eléctrico y viviendas afectadas.

Por otra parte, los pobladores de Estelí se vieron sorprendidos la tarde de este martes cuando vieron caer las primeras lluvias acompañadas de granizo.

Llamado a la preparación

La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación, durante su intervención de este martes, insistió en la preparación ante los fenómenos climáticos que se puedan dar en el país.

“Nosotros estamos en la obligación de prepararnos para el invierno tanto a nivel de las alcaldías, como a nivel de informar a la población sobre lo que puede ocurrir antes de que entre el invierno, porque seguramente se van a dar lluvias, se van a dar chubascos y chaparrones, como queramos llamarles, y tenemos que estar preparados”, explicó la Compañera.

La Compañera extendió este llamado no sólo ante los fenómenos meteorológicos, sino también ante la actividad sísmica que se está presentando alrededor del mundo, tomando en cuenta que Nicaragua es una zona donde permanentemente ocurren eventos telúricos.