Desarrollar las destrezas musicales de niños, niñas y jóvenes de diferentes partes del país, así como capacitarlos para la reparación de instrumentos de música, son los dos principales componentes del programa de Prevención de la Violencia a través de la Música, mismo que será ejecutado por el Foro Nicaragüense de la Cultura con la supervisión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Este programa se desarrollará en el marco del convenio suscrito entre el Foro y el BID por un monto de 650 mil dólares provenientes del Fondo Social Japonés y tendrá su sede en el municipio de Diriá, departamento de Granada, para luego extenderse a los municipios de Masatepe, San Marcos, Jinotepe, Diriamba y otros departamentos del territorio nacional.

“La ejecución de este programa va más allá del programa mismo, el programa de alguna manera simplemente es una forma de interceptar espacios entre jóvenes y entre grandes posibilidades que se abren en este país. […] Esto no se va a centrar en Managua, va a estar en los departamentos, no va a tener su centro en Managua, lo va a tener en Diriá, va a estar en Estelí, va a estar en León, va a estar en Managua y otros lugares más […] sea esto pues entonces el inicio de una gran aventura entre la sociedad civil, el Gobierno de Nicaragua y los organismos internacionales”, manifestó el presidente del Foro Nicaragüense de Cultura, Cairo Amador.

“Es un programa que lo que está buscando es apoyar a jóvenes a través de la música y que ellos puedan encontrar un espacio de crecimiento donde además de los talentos musicales que pueda tener cada uno de los jóvenes, niños y niñas, puedan aprender también principios y valores del trabajo en equipo, disciplina, constancia y darle también una especie de oportunidad para que esta actividad le sirva a ellos de una forma de traducir y transmitir su creatividad y darles una ocupación”, expresó el representante del BID en Nicaragua, Carlos Melo.

Melo destacó que también se trabajará en la capacitación de los protagonistas para que estos puedan aprender el arte de la lutería, convirtiéndose este en un oficio en el área de construcción de instrumentos musicales que les permita mejorar sus condiciones económicas en un futuro.

“Una cosa interesante es que vamos a preparar a jóvenes nuestros en todo lo que concierne a reparación, mantenimiento de lo que son los instrumentos de orquesta, eso les va a permitir a nuestros jóvenes que en cada uno de los proyectos puedan tener una autosuficiencia y posibilidad de reparar los instrumentos y nosotros vamos a estar inaugurando en los próximos días un taller para reparación de instrumentos de cuerda, de viento”, dijo el director del Teatro Nacional Rubén Darío, Ramón Rodríguez.

El representante del BID detalló que los 200 niños, niñas y jóvenes que se atenderá con este programa a nivel nacional, 40 son niños con algún tipo de discapacidad en búsqueda de apoyarlos y que involucren en este tipo de iniciativas.

“La idea es apoyar a jóvenes especiales, es la primera vez que se va a entrar en este tipo de iniciativas y eso hace parte de un trabajo que ha venido acompañando el Banco desde hace ya muchos años a través de la música […] y con ellos ir construyendo esto que indudablemente va a servir como un modelo para que continúen y va a generar mucho interés en otras instituciones y entidades que estén dispuestas a sumarse a esta iniciativa, entonces creo que es sumamente enriquecedora y atractiva tener una oportunidad”, agregó Melo.

Por su parte, el Embajador de Japón en Nicaragua, Yasushi Ando, agradeció al Gobierno por permitirles apoyar este tipo de iniciativa cultural que brindará la oportunidad de que los niños, niñas y jóvenes aprendan a tocar y reparar los instrumentos musicales y con ello abonar al desarrollo de Nicaragua.

“Lo importante de esto es que también vamos a trabajar en un proyecto muy pequeño con niños de diferentes capacidades, estamos analizando todo el espectro relacionado porque ese va a ser como el proyecto piloto de trabajar con niños con discapacidades, entonces ahí pensamos que podemos incorporar una de las tareas que tenemos dentro de todo el proyecto”, indicó Rodríguez.