Diputados de la Asamblea Nacional enviaron a discusión a la Comisión Económica, el viejo esquema de Zonas Francas creado en 1991 vía decreto, a fin de realizarle algunas actualizaciones.

El Presidente de la Comisión Económica de la A.N., Wálmaro Gutiérrez, explicó este martes que las reformas propuestas a esta Ley de Zonas Francas, tiene como objetivo fundamental garantizar la agilidad de los trámites en este sector tan importante para la dinámica y crecimiento económico del país.

Esto, tomando en cuenta que en múltiples ocasiones, el sector privado se ha venido quejando de cierta lentitud en los trámites de exenciones y exoneraciones que tienen por derecho las zonas francas.

“Lo que estamos haciendo es una reforma que permita de manera ejecutiva, a un Consejo ágil, pequeño y dinámico que va a estar al frente de la coordinación de Zonas Francas, tanto de carácter privado como de carácter estatal, garantizar el acceso a estos beneficios fiscales, para que sean expeditos, y nos permita dinamizar más a este sector económico”, explicó.

El diputado de la Bancada Sandinista, expuso que este régimen de beneficios de las Zonas Francas “no se tocará ni un ápice”, como se ha venido especulando.

“Aquí no se está reabriendo a discusión el tema que si van a tener más o menos beneficios (empresas del Régimen de Zonas Francas), son los mismos beneficios, desde el decreto creador de 1991”, aclaró.

Indicó que, al aprobarse esta serie de reformas a la Ley de Zonas Francas, la dinámica económica de estas empresas, ya no se verá atrasada por un trámite burocrático, como ha venido sucediendo.

“El Régimen de Zonas Francas es un régimen especial, y por tanto se le pretende dar un tratamiento especial; y esto no es nada diferente a lo que sucede en Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador y Panamá”, señaló.

Por su parte, el diputado José Figueroa, indicó que ya el viejo esquema de Zonas Francas tiene más de 25 años, por lo que se hace necesario modernizarlo.

“Hoy día las Zonas Francas se han diversificado en todo el mundo. Y nosotros nos mantenemos con el mismo esquema que fue creado en 1991. Hoy existen zonas francas como los Call Center, que en 1991 no eran ni la sombra de lo que son ahora”, expuso.

Aseguró que la idea del Gobierno Sandinista, es reformar el decreto de Zona Franca de 1991, y actualizarlo a estos tiempos, creando zonas francas para distintos propósitos; no solamente para textiles, sino (por ejemplo) para producir artesanías, vestuario, productos industriales, materia prima-semielaborada, etc.”, expuso.

El compañero José Figueroa, explicó que dentro de las reformas, también se prepone la creación de una Zona Franca Financiera, “la cual tendrá la particularidad de ser aprobada directamente por Ley de la República”.