Luego de los intensos disturbios que se registraron durante la noche del lunes y la madrugada de este martes en la ciudad de Baltimore (Estados Unidos) en el marco de protestas contra el racismo, la comunidad de afrodescendientes indicó que continuarán con sus manifestaciones pacíficas para exigir el respeto a sus derechos.

La comunidad organizada dijo que seguirán con las protestas hasta que se respeten sus derechos a vivir en paz, en igualdad y justicia.

El enviado especial de teleSUR a Baltimore, Nicolás Peña, informó que la situación en la ciudad ha ido mejorando con el pasar de las horas a pesar de que hay militares desplegados pero sin hacer ningún recorrido.

Algunas estaciones de metro han abierto sus puertas, la policía soltó el cordón umbilical y el tráfico fue abierto en la zona, agregó el periodista.

Peña también indicó que el componente militar se activaría en el caso de que los gobernantes locales no logren controlar la situación.

Toque de queda inicia esta noche

El toque de queda comenzará a implementarse en la noche de este martes, tal como lo anunció el alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, "muchas generaciones han ayudado a construir esta ciudad para que sea destruida por matones", dijo en una conferencia de prensa.

La medida será extendida por una semana dependiendo de como se vaya desarrollando la situación y se contabilizará desde las 10:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana hora local.

Peña recalcó que el decreto de emergencia continúa, mientras que los vecinos de las calles afectadas han salido a limpiar los escombros que interrumpían el tránsito vial.

El enviado especial de teleSUR mencionó que la Iglesia católica se reunirá este martes para hacer un llamado a la calma, la paz y reine el dialogo en la zona.