El sábado un terremoto de magnitud de 7.9 golpeó a Nepal, luego de ocho décadas de una catástrofe sin comparación. El saldo de muertos aumenta día con día.

Durante años los expertos en sismología habían dicho que un gran terremoto podría golpear la región de los Himalaya, justo entre India y Nepal. Lo que lleva a muchos a preguntarse, ¿dónde ocurrirá el siguiente terremoto?

El planeta se compone de placas tectónicas que se mueven y empujan unas contra otras. Cuando la presión es tal que una no aguanta, ésta se mueve bruscamente como consecuencia y libera energía en la forma de un terremoto.

Por lo tanto, aunque es imposible predecir un sismo, es posible saber cuáles son las áreas con mayor probabilidad de tener la siguiente gran catástrofe. Aquellas donde la tensión entre placas es mayor.

De acuerdo con Brian Tucker de GeoHazards, organización enfocada a la seguridad contra terremotos, la costa occidental de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Japón, Turquía y Chile son países de alto riesgo con placas tectónicas con gran tensión.

Sin embargo, la posibilidad de una catástrofe como la de Nepal es menor, ya que con el paso de los años se han tomado medidas para preparar a edificios y población mitigar los efectos de un suceso de este tipo.

Contrario a esta situación de preparación hay países también en alto riesgo de un terremoto, pero con capacidad limitada para resistirlo. Éstos son Irán, Pakistán, Indonesia y Perú.

En entrevista con TIME, Tucker dijo que si tuviera que apostar por el lugar del próximo gran terremoto sería la costa de Sumatra, Indonesia.